Gracias por participar, un robot tomará su lugar

Compartir

Resultado de imagen para robots por humanos película

Es miedo a que nos reemplace un robot es cada vez más fundado, sobre todo porque somos testigos de los increíbles avances en la robótica.

No es difícil imaginarlo, si recordamos que hace poco empezó a funcionar el primer robot policía en Dubai: tiene una altura de 1.7 m y pesa aproximadamente 100kg, puede entender las expresiones faciales de las personas y hablar perfectamente en 6 idiomas.

Con este ejemplo nos queda más claro que habrá empleos en los que el robot o la inteligencia artificial sean más efectivos que los humanos.

¿Quieres saber si tu profesión será realizada por un robot en un futuro próximo?

Muy fácil, ve a esta página y pregúntale a esta IA si eso pasará: https://willrobotstakemyjob.com/

Probé con carpintero y hay una probabilidad de 72%, para matemáticos hay una probabilidad de 4.7% (¡qué bien!) y para profesores 0.95% (¡mucho mejor!).

Esta herramienta está basada en un reporte titulado “The Future of Employment: How susceptible are jobs to computerisation?” de Carl Benedikt Frey and Michael Osborne. Usa una máquina de aprendizaje con un proceso gaussiano para calcular estos porcentajes.

Silvia Leal lo resume muy bien con la teoría de las tres D:

¿Recuerdas la teoría de las tres D? Dice que si un trabajo es sucio (Dirty), aburrido (Dull) y peligroso (Dangerous) se trata, realmente, de un trabajo para robots.

Sin embargo, resulta que muchas de las profesiones en peligro son de las  más demandadas por los milenials. Te invito a verificarlo con la liga mencionada arriba. Aquí el top ten de las profesiones interesantes para los milenials:

Administración de empresas.
Ingeniería industrial.
Contaduría.
Economía.
Publicidad y mercadeo.
Psicología.
Ingeniería Civil.
Comercio internacional.
Comunicación social y periodismo.
Medicina.

Se le ha llamado cuarta revolución industrial a esta forma de que la automatización haga que la gente pierda sus trabajos. Aunque para México calculan que el 52% de los empleos pueden automatizarse, se espera que esto sea preponderante en 20 años, pero no deja de ser preocupante.

Dans lo explica así: “Los perdedores serán los que trabajan para vivir, aquellos que simplemente van a trabajar todos los días para llevar a cabo tareas que no les satisfacen en absoluto, pero que necesitan hacer para obtener un dinero que les resulta imprescindible. Esos trabajos, en su inmensa mayoría, desaparecerán y serán sustituidos por máquinas siempre que haya un interés económico por hacerlos más eficientes y competitivos”.

Iñaki Gabilondo dice que habrá al menos tres esferas que seguirán siendo cosa de humanos:

Serán la creatividad, el desarrollo de nuevas ideas y artefactos; las interacciones sociales más complejas, donde las personas negocian, persuaden o gestionan equipos; y la tercera tiene que ver con la percepción y manipulación de objetos irregulares

Y lo último ya me parece que se puede poner en duda, ya que nosotros mismos hacemos investigaciones para mejorarle los sentidos al robot mejorando sus sentidos, sus sensores. Incluso Pablo Lanillos, científico español, cree que con la propiocepción (selfception) les está generando conciencia.

Quiero que los robots entiendan la relación entre las acciones que realizan y las sensaciones que reciben, para saber dónde está su cuerpo en cada momento

Y esto les permitiría comprender mejor como manipular objetos irregulares.

Vale la pena entonces preguntarse si en el momento que los robots generen conciencia generan derechos, como discuten en este video.

Entonces nos quedan dos opciones donde los robots no podrán ganarnos.

La primera son los trabajos en donde es muy importante la creatividad para el desarrollo de nuevas ideas o artefactos.

Las profesiones que caben en esta primera opción son los científicos, escritores, los artistas y los que tienen que ver con lo creativo.

Y esto me recuerda el cuento de Isaac Asimov “Profesión”. En ese cuento la gente se titula con tan solo entrar en una máquina. Así que de un momento a otro eres médico, técnico o laboratorista titulado. Pero el protagonista del cuento no recibe un título. Si quieres saber por qué, dale una leída a la historia. No te arrepentirás.

También acabo de recordar un personaje de Star Trek, el teniente Reginald Barclay. En Wikipedia nos dicen que:

la personalidad de Barclay es contraria a su ingenio ya que siempre parece estar nervioso y con falta de confianza, tartamudeando profusamente, y es conocido por ser muy solitario e introvertido. Barclay tiene tendencia a pasar mucho tiempo en la holocubierta donde se siente más cómodo y seguro que en las interacciones sociales reales. Barclay es hipocondríaco y sufre de una grave fobia al teletransportador, aunque posteriormente superó esta barrera psicológica.

La primera vez que lo vez en el programa te parece que no tiene nada que hacer ahí. Y sin embargo logra resolver problemas de manera muy creativa y efectiva, así que siempre le tienen consideración y lo apoyan.

La segunda opción de trabajo es la que tiene que ver con las interacciones sociales complejas, donde las personas negocian, persuaden o gestionan equipos.

Lo cual nos remite a profesiones como la de maestro de escuela. Dime si no son complejas las interacciones del profesor Barry que tiene un saludo especial para cada uno de sus alumnos.

Cualquier profesor que pueda ser sustituido por una máquina, debería ser sustituido por una máquina – Arthur C. Clarke

Sí, hay intentos de que los profesores sean sustituidos por robots. Y como dice Clarke, si enseñas como una máquina, que una máquina haga tu trabajo.

Pero si piensas en los profesores que tienen vocación preparación se hace difícil que los reemplaces. Nada más recuerda la película de Zhang Yimou “Ni uno menos” (1999) para entender las emociones y la entrega de una persona así:

¿Qué otras profesiones crees que se salvarán?

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment