#Crónica Residente y Latinoamérica alzan la voz en el Auditorio Nacional

Compartir

Resultado de imagen para RESIDENTE EN CONCIERTO 17 DE JUNIO 2017

Por Sofía Abundis Mendívil

Residente (miembro de Calle 13) a finales de marzo de este año, lanzó su álbum homónimo, donde muestra su trabajo como solista. Este material discográfico surge de las experiencias e historias de sus viajes: cómo él lo menciona ha sido un descubrimiento de sí mismo y del mundo. Dicho descubrimiento se hizo presente en el pasado concierto en el Auditorio Nacional, para el cual no tenía boleto: los que podría comprar ya estaban agotados y aquellos que no, simplemente no podía adquirirlos. Esa mañana del 18 de junio me levante y recorrí buena parte de la ciudad, estaba en la Biblioteca José Vasconcelos, cuando me pregunté qué haría en la noche, definitivamente quedarme en casa no era una opción, así que decidí ir a Chapultepec, mientras pensaba en qué hacer. Camine, fui al castillo y ahí decidí que iría al Auditorio Nacional, aunque sólo en mi bolsa hubieran 350 pesos aproximadamente, un ticket de metro, mis llaves, teléfono y alguna que otra basura.

Pensé bastante en la posibilidad de comprar el boleto más barato a alguien que ya no quisiera entrar, pero los revendedores estaban ahí esperando. Así que decidí comprar con ellos, aunque no es lo más recomendable, ya que perder dinero se vuelve en una posibilidad, por lo que pregunte a unos chicos que iban caminando con sus boletos en mano si podía verlos, para verificarlos y por supuesto lo eran; lo extraordinario está en que el boleto tenía un costo de 1300 pesos, de los cuales sólo pague 300. Como aún tenía dudas uno de los revendedores me acompañó hasta la entrada. La señorita de la puerta verificó mi boleto, lo pague, me dirigí a mi lugar y poco después llegó un chico a sentarse a mi lado. Mientras esperaba enviaba mensajes y le contaba mi aventura a un amigo.

Al oír mi conversación, el chico me pregunto si había comprado mi boleto a los revendedores, le dije que sí y le pregunté si él también, me contestó que no, que él había vendido ese boleto, porque su amiga no iría y me cuestionó cuanto había pagado, le dije el precio y me sorprendió al decirme que lo había vendido a 150 pesos, menos podía creer que un boleto de 1300 pesos pudiera ser vendido a ese precio.

Le di las gracias, me dijo su nombre: Nicolás, y empezamos a platicar de Calle 13, de lo que hacíamos cada uno, de donde veníamos y donde habíamos estado, hasta que dio inicio el concierto. Pese a que Residente había posteado en sus redes sociales el setlist, todos los asistentes estaban expectantes por las sorpresas que traería la noche.

Residente abrió el escenario cantando “Somos Anormales”, perteneciente a su nuevo álbum al igual que “Desencuentro”, la cual se convirtió en mi canción del mes de Abril y sin duda fue una de mis favoritas del nuevo material. Durante los primeros momentos fue uno a uno presentando a los miembros de su nueva banda, quienes eran provenientes de diferentes países como Marruecos y Alemania.

Uno de las canciones que más esperaba era “Latinoamérica”; sin duda fue un momento único que fue precedido de un mensaje también único. Residente se ha caracterizado por alzar la voz ante acontecimientos injustos contra los nuestros, lo que le ha causado críticas basadas en el argumento de que al no ser mexicano no tiene derecho de expresar una opinión, por lo que invito a 3 madres de los 43 desaparecidos en Ayotzinapa. “Yo no diré nada”- mencionó antes de cederles el micrófono, y las voces de los 10,000 asistentes se unieron para hacer un conteo hasta 43 que finalizó en “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!” y voces contra las violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno en turno.

Avanzada la noche tocó el turno de hacerse presente la canción “El futuro es nuestro”, donde todo el auditorio lleno de energía explotó, saltando hasta el final. La noche finalizó con grandes temas que sin duda hicieron bailar a todos: “Nadie cómo tú” y “Vamo’ a portarnos mal”.

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment