Textos Científicos

Redes Sociales

Resultado de imagen para Textos Científicos

Por Miguel Tenorio Cruz

Actualmente existen en nuestro país más de 320 mil niñas y niños que registran altos y muy altos niveles de marginación y rezago social. Los servicios educativos orientados a las poblaciones mestizas, indígenas y migrantes que poseen gran diversidad multicultural y multilingüística son insuficientes.

Jaime Torres Bodet como secretario de Educación Pública impulsó una extensa campaña de alfabetización en México y así surgió la idea de crear la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), fundada el 12 de febrero de 1959, con la visión de que el libro de texto gratuito, además de un derecho social, fuera un vehículo que facultara el diálogo y la equidad en la escuela.

Desde los almacenes de la Conaliteg hacia los 231 almacenes de los estados se emplearon 3 mil 014 vehículos para completar la entrega de 182 millones 305 mil 981 ejemplares de libros en el ciclo escolar 2016-2017. El camino recorrido por los libros de texto desde los almacenes en los distintos estados de la república hacia las localidades marginadas y con mayor rezago educativo en nuestro país es increíble, en algunos casos para llegar a su destino se emplean caballos que recorren distancias por más de 4 o 6 horas.

¿Cómo difundir y divulgar en la sociedad el conocimiento generado por la ciencia y la tecnología si en pleno siglo XXI aún se utiliza la fuerza animal como energía motriz para transportar libros de texto?

Dan Rather editor y presentador de la revista Dan Rather Reports menciona “No podemos permitir que el contenido científico sea relegado al eco de las cámaras o de los puntos de distribución de la élite. Tenemos que tratar de encontrar una manera de llevar el mensaje a donde está la gente…”.

Existen esfuerzos muy importantes para acercar textos científicos a las poblaciones con lengua indígena como el encabezado por Noboru Takeuchi, investigador del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México quien escribe sobre temas como nanotecnología, matemáticas y energías limpias. A la fecha, el libro de nanotecnología ha sido traducido a nueve lenguas; Energías limpias a cuatro; Números mayas de ayer y hoy traducido al maya, y Números nahuas de ayer y hoy, al náhuatl.

En cierto modo, vivimos en un mundo en que la ausencia de textos que difundan y divulguen la ciencia entre niños, niñas, jóvenes y adultos que viven en comunidades marginadas, se ha vuelto una regla.

Sin embargo, es posible encarar desde ángulos distintos la carencia de textos científicos como lo demuestra Nelson Martínez Pérez maestro en Lingüística Aplicada por el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) de la UNAM quien hizo la traducción del libro Descubramos el mundo de la nanotecnología al zapoteco quien afirma “Cuando uno es indígena y sabe el valor de su lengua, quieres hacer todo por ella”.

Por ahora, nuestra capacidad para construir un país mejor requiere un gran empuje mientras la ciencia avanza y el analfabetismo científico se incrementa, de nosotros depende reconstruir la historia.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Algún día seré periodista, mientras tanto disfruto lo que hago.

Be first to comment