¿Por qué nos debería preocupar saber sobre ciencia?

Redes Sociales

Resultado de imagen para Ciencia BUAP

Por M.C. Juan Carlos Molina Victoria

Te pregunto a ti amable lector ¿Será que es importante la ciencia? ¿Nos deberíamos preocupar por ella?. Lo más probable es que tu respuesta sea afirmativa, pero pongámonos a reflexionar un poco.

En estos tiempos que vivimos pareciera que ya no es útil la ciencia, o al menos eso nos quieren hacer creer algunos líderes mundiales (*cof* cof* Trump *cof* *cof*), por eso tuvo lugar el 22 de abril de este año, en el marco del día de la tierra la Marcha por la Ciencia. La marcha fue un movimiento no partidario para celebrar la ciencia y el rol que juega en la vida diaria donde el objetivo principal de la manifestación es reclamar por una ciencia que apoya el bien común y reclamar por políticas basadas en evidencias, para el mejor interés público.

Estimado lector, podría preguntarse ¿y por qué los científicos tuvieron que salir a las calles a protestar como esos chairos que solo hacen que llegue tarde a la chamba? La respuesta no es nada simple pero vale la pena indagar en la cuestión.

Antes que nada ¿qué es la ciencia?, suena muy pretencioso de mi parte tratar de dar una explicación breve a esta pregunta cuando fácilmente se han escrito bibliotecas enteras sobre este tema, pero como una primera aproximación podemos decir que la ciencia es la actividad humana que busca comprender el universo (y eso nos incluye a nosotros mismos) en el que vivimos.

Resultado de imagen para Ciencia BUAP

Tratar de entender nuestro mundo es una de las aventuras más apasionantes a la que nos enfrentamos como especie, responder las preguntas fundamentales ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí?. Entender el cosmos no es una empresa sencilla. Estos cuestionamientos han estado con nosotros desde que nuestros antepasados empezaron tomar conciencia del mundo que les rodeaba como resultado de haber desarrollado sus cerebros. Debió ser muy impactante y apabullante para nuestros antepasados prehistóricos de repente darse cuenta de lo anterior, por lo que tuvieron que pensar en cómo dar respuesta a esas preguntas y lo primero que se nos ocurrió fueron las religiones. Todos los grupos humanos alrededor de la tierra empezaron a desarrollar estructuras mágico-religiosas para poder hacer frente a estas preguntas fundamentales.

Con el paso del tiempo estos grupos humanos se fueron haciendo más grandes y empezaron a aparecer civilizaciones muy avanzadas. Entre ellas tal vez la más célebre es la civilización griega, ya que prácticamente su influencia en el futuro de la humanidad lo podemos palpar aun hoy día.

Debido a que de forma empírica se fueron mejorando las técnicas de cultivo y domesticación de animales hubo griegos que dedicaban su tiempo a pensar. No quiero decir que a parte de ellos nadie pensara, sino que a diferencia de pensar para resolver un problema práctico (como por ejemplo: ¿cómo le hago para que la próxima vez coseche mazorcas mas grandes?) ellos eran personas que se dedicaban a pensar para entender el mundo usando una herramienta muy poderosa: “la razón”. Habían nacido los primeros filósofos y con ella la filosofía (que no por nada significa amigo de la sabiduría). Lo que planteaban era algo completamente diferente a lo que proponía la religión la cual para decirnos como es el mundo se basa en argumentos de autoridad, mientras que la filosofía se basa en argumentos racionales. La filosofía fue algo que se tomaron muy en serio los griegos, tradición que luego heredarían los romanos.

Resultado de imagen para Ciencia BUAP

Pero usted amable lector me podría decir ¡y qué rayos tiene que ver eso con la ciencia!, ¡ya basta de tanto choro mareador!. Bueno, lo que pasa es que hay que tomar en cuenta que después del nacimiento de la filosofía, pasaron milenios para que se diera otra revolución de esta magnitud. Tenemos que dar un salto temporal hasta el siglo XVI cuando se da la revolución científica en la que los actores principales fueron Copérnico, Galileo, Kepler entre otros; es el final de la Edad Media y el inicio del Renacimiento. De entre todos ellos se considera a Galileo el padre de la ciencia moderna ya que el puso sobre la mesa que no era suficiente que uno tuviera un explicación lógica sobre el mundo, necesitamos poner a prueba esas ideas y por eso estimados lectores los experimentos son tan importantes para la ciencia.

Hay que aclarar que antes del Renacimiento hubo muchas personas que su trabajo se le puede considerar científico pero no era lo habitual (mainstream para los chavos). Con Galileo, se puede decir que la profesión de científico nació oficialmente aunque todavía faltaba recorrer un largo camino hasta llegar a los científicos de hoy en día.

Durante ese trayecto muchísimos hombres y mujeres dedicaron su vida a indagar sobre los misterios del cosmos, personas que con su trabajo cambiarían por completo nuestra forma de ver y de relacionarnos con nuestro mundo. Todo como consecuencia de lo que alguna vez me dijo un profesor: “La materia tratando de entenderse a sí misma”.

Como una consecuencia del desarrollo científico, la tecnología se vio muy beneficiada y es una de las razones por las cuales nuestros estilos de vida empezaron a cambiar de forma acelerada. Con lo que se ha encontrado la ciencia hemos transformado nuestro mundo en estos últimos 5 siglos más de lo que lo hicieron nuestros antepasados durante todos los milenios anteriores.

La ciencia se convirtió en una herramienta increíblemente poderosa la cual permeó prácticamente todas las actividades humanas. Y por eso mi estimado lector considero que no le vendría mal saber un poco de ciencia ya que al estar presente en casi cualquier lado es indispensable saber (aunque sea algo) para que no le tomen el pelo, y vaya que hoy en día hay muchos que nos quieren tomar el pelo.

Así que para nosotros los científicos (en mi caso sería más apropiado decir aprendiz de científico) la divulgación y enseñanza de la ciencia se vuelve una responsabilidad social. Pero para que esta intención tan noble llegue a buen puerto no tenemos que divulgar solo ciencia, sino que también es importante divulgar que es la ciencia y cómo funciona la ciencia. Para que los ciudadanos puedan tomar decisiones informadas en un mundo donde la ciencia es una parte fundamental y al mismo tiempo reflexionar sobre las preguntas fundamentales que nos han acompañado desde el nacimiento de nuestra especie.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Algún día seré periodista, mientras tanto disfruto lo que hago.

Be first to comment