Megajournals

Compartir

Resultado de imagen para PLOS One

Por Ricardo Villegas

En el mundo de las revistas científicas al hablarse de aquellas que abordan temas multidisciplinarios se pueden dar dos situaciones, o la revista es muy buena, como el caso de Nature o Science, o la revista es muy mala y no tiene contenidos qué publicar y por eso acepta prácticamente cualquier artículo sin importar la temática que se aborde. Como es de imaginar la primera situación es la más complicada de alcanzar dado que los artículos por sí solos deben ser de una altísima calidad para poder tener visibilidad en la marea que representa compartir la edición con otros artículos con los que no existe una temática similar.

La situación de las revistas multidisciplinarias se puede complicar si pensamos en aquellas que son de acceso abierto. En ese escenario los extremos se agudizan, o se confirma la altísima calidad de los contenidos o caemos en la posibilidad de enfrentarnos a una revista que sin criterios editoriales publique contenidos.

Resultado de imagen para Public Library of Science

Para evitar perdernos en ese esquema siempre volteamos a ver lo que los indizadores reportan sobre el caso. En esta ocasión he revisado el Journal Citation Reports bajo la categoría “multidiciplinary sciences” y he delimitado el resultado a aquellas que son de acceso abierto. El resultado es un conjunto de 14 títulos que por el simple hecho de estar en esta lista nos refiere a que sus contenidos son, al menos, arbitrados, indizados y se les mide su nivel de utilización por medio del conteo de citas que han recibido (factor de impacto).

A este tipo de revistas se les ha empezado a conocer en el medio de las publicaciones como megajournal y se caracterizan por aceptar artículos de prácticamente cualquier temática siempre y cuando la calidad del trabajo sea del más alto nivel internacional. Por supuesto pasan por un proceso riguroso de revisión por parte de especialistas y al ser aceptados para su publicación el autor debe pagar una cuota considerable – más o menos unos 1,800 USD – para que el artículo se coloque en la revista electrónica para su libre consulta.

La primera en incursionar en este modelo fue la revista PLOS One del editor “Public Library of Science” a la que se fueron sumando revistas de editoriales famosas como Nature (Nature Communications), Science (Scientific Reports), Springer (Springer Plus), Oxford (Giga Science), Sage (Sage OPEN) y un largo etcétera.

Por supuesto que los investigadores desean publicar en este tipo de revistas pues a pesar del costo, la recompensa es alta. El nivel de citación que se alcanza en el corto plazo es mayor de lo que sucede con los artículos publicados en revistas de acceso por suscripción. Por ejemplo, Nature Communications tiene un factor de impacto de 11.32 y Giga Science de 7.46. Estos números no son nada despreciables considerando que muchas revistas de “alto impacto” oscilan entre 2 y 3 puntos de factor de impacto.

Como es de prever serán muchos los que deseen publicar en este tipo de revistas por lo que parece ser una interesante recompensa académica.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment