La definición de robot

Compartir

Resultado de imagen para wall e

La idea de lo que es un robot nos viene desde los griegos, como mencionamos en otra ocasión. Sin embargo, la definición de robot es otra historia.

La palabra robot es acuñada por Joseph, el hermano de Karel Kapek, para la obra de teatro R.U.R. y la usa en el sentido de trabajador involuntario, esclavo. Pero la trama de la historia es precisamente la que se repite en muchas películas: los robots deciden liberarse de su yugo de los hombres y los exterminan.

Hay quien opina (yo entre ellos) que la mayoría de los investigadores no hacen robots para que sean esclavos, sino que su motivación ha sido más lúdica y hasta guidada por la literatura, en particular por la ciencia ficción.

Precisamente el primer robot industrial, el Unimate, fue construido por una motivación parecida. Engelberger y Devol se conocieron en un congreso y descubrieron su gusto compartido por las historias de robots de Isaac Asimov. Y se dieron cuenta de que tenían los conocimientos y había la tecnología suficiente para hacer un robot. Hoy en día es muy fácil ver un robot en alguna parte, desde la TV, el internet, o los mismos juguetes pueden ser un robot. Pero en ese entonces, en 1967, la mera idea de hacer un robot era realmente revolucionaria. ¡Y lo hicieron!

Y durante muchos años la definición de robot describía la hazaña de estos dos visionarios.

Recuerdo que, en uno de mis viejos libros de robótica, el de Fu, González, y Lee, definía:

Un robot es un manipulador reprogramable multifuncional diseñado para mover materiales, piezas, o dispositivos especializados por medio de movimientos programados variables para la realización de una variedad de tareas.

¡Cómo han mejorado los robots manipuladores!

¡Exacto!, esa definición describe al robot que para nosotros tal vez no sea el más interesante. Cuando dices robot estás pensando en un androide, un robot con forma humana, como los de RUR. Como Electro:

Y como nuestro viejo conocido Asimo.

Sin embargo, los robots vienen en todas las formas posibles. ¡Y hasta en las inimaginables!

A veces juego con los niños un juego acerca de esto. Les pido que me digan una forma y si hay un robot con esa forma pierden, si hay un robot que no conozca con esa forma ganan. Siempre empiezan por los cuadrúpedos: gato, perro, caballo… pero de esos hay varios ejemplos, inclusive como juguetes robóticos. Luego vienen las aves o los reptiles, de los cuales también hay muchos ejemplos.

Claramente no conocen los robots como los de FESTO que pueden tener formas de aves u otras formas orgánicas…

O inclusive hay robots en formas geométricas, como un cubo…

O como un cilindro:

Es muy conocida la frase de Engelberger, al que se le reconoce como padre de la robótica industrial:

No puedo definir un robot, pero reconozco uno cuando lo veo

Y en los ejemplos anteriores quedó muy claro que la forma no nos define lo que es un robot.

Si es por cómo se usa podríamos decir que hay robots que hacen tareas peligrosas, de servicio, los que hacen tareas aburridas y los de compañía.

Tareas peligrosas las hacen los robots militares,

O los que bajan al fondo del mar.

O van al espacio, como Philae.

Los que hacen tareas repetitivas y aburridas fueron los primeros en existir.

Los robots de servicio son cada vez más comunes. Los hay tan pequeños como la aspiradora Roomba,

o grandes como Ribba, el oso que cuida de los enfermos.

O los drones ambulancia

Aunque debes tener cuidado con los drones cuando estás aprendiendo.

También son robots de servicio los que atienden en los hoteles

Los robots que más me agradan son los que sirven de compañía, los que se vuelven tus amigos. Actualmente solo contamos con juguetes,

Pero en muy poco tiempo habrá robots humanoides apoyando a la gente.

Como PaPeRo que es muy amigable.

Y Robi, uno de los juguetes mas avanzados:

O un robot para cuidar a la gente mayor.

Otra posible definición es: un robot es un aparato automatizado que usa una computadora. Pero eso deja de lado los robots como los de Mark Tilden, los cuales no usan ordenadores, sino redes neurales, un arreglo de transistores, que hacen que estas creaturas se muevan imitando las reacciones que imitan a la naturaleza.

En particular me gustó como aplicó sus ideas en el Robosapien, robot del cual que llegué a tener hasta cinco:

O tampoco estarían los Strandbeest de Theo Jansen, esas hermosas bestias hechas de tubos de PVC, que se alimentan de aire y se controlan con un cerebro hecho de una botella de plástico, y cuya misión es embellecer la playa y no caer al mar.

Hipercubo hizo una de estas plataformas para el Tráiler de la Ciencia:

Por cierto, los Strandbeest estarán en la ciudad de México este verano

En el Hipercubo definimos desde hace mucho a un robot como

una máquina que puede tomar decisiones para  reaccionar al medio ambiente y realizar alguna tarea que tiene definida. Poder hacer su tarea, un robot debe tener sensores, actuadores, fuente de poder y cerebro.

Si falta alguno de estos elementos no es un robot.

Esta definición nos permite aceptar robots que no tengan una computadora como cerebro. Es por eso que un seguidor de líneas hecho con un cerebro de transistores se puede considerar un robot. Como el que hicimos hace poco.

O un seguidor de luz, como el que los niños hacen en nuestro taller de robótica:

Y aunque duela aceptarlo, al no tener cerebro, un cepillobot no es un robot. Aunque siempre nos quedan muy bonitos.

O el robot Luna que hicieron en otro de nuestros talleres:

En esta entrada define lo que es un robot. ¿Cuál te gustó más?

En la próxima te hablaré de uno de mis robots favoritos que está a punto de cumplir años.

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment