¡Feliz cumple Don Cuco!

Compartir

Imagen relacionada

En 1996 empecé a estudiar la maestría de matemáticas y ahí conocí a Domingo Vera, uno de mis más grandes amigos. Después de segundo semestre de la licenciatura no volví a tocar ningún tema práctico o aplicado, me dediqué a las matemáticas “puras”, por lo que tener a Domingo como compañero era toda una novedad: él era un físico que había hecho muchos de los aparatos de los laboratorios de la facultad.

Me gustaba como se emocionaba al aprender, y creo que por eso me invitó a que estudiáramos en su cubículo en el Departamento de Microelectrónica. Ahí estaba su gran amigo, Alejandro Pedroza, al que yo había conocido hace tiempo en un concierto que dio con un harpa láser en el planetario.  Y también estaba ahí Don Cuco el Guapo, un robot 100% hecho en la BUAP y en palabras de su creador, el pimer robot pianista del mundo.

Y me resistí lo más que pude, pero Domingo me enseñó que también la ciencia aplicada era interesante. Recordé mi preparación como técnico en electrónica cuando me explicaron cómo funcionaba Don Cuco y en el 98 empecé a acompañar al equipo de Don Cuco en algunas de sus presentaciones como su presentador. Hablaba de su historia y a veces hacíamos el juego de platicar con él mientras Domingo contestaba tras bambalinas.

Es curioso, en una entrada anterior decíamos que un robot tiene una tarea. En este caso la tarea de Don Cuco es la de mostrar la capacidad de su cerebro, el microprocesador que construyeron aquí en nuestra universidad. La forma en como lo hace es tocando un teclado. El diseño y construcción de Don Cuco llevó alrededor de 9 meses y algo que lo caracteriza es su carcaza de acrílico pulido a mano por Domingo y diseñado por la escultora Gloria Erika Weimer. El trabajo se realizó a contrarreloj pues tenían la consigna de llevar el robot a la Expo Sevilla 92, y lo lograron.

El Dr. Pedroza me contó en una entrevista el comentario de parte del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, encargado del pabellón de México:

Es la primera vez que México presenta un desarrollo tecnológico, pues siempre se muestra su cultura en figuras prehispánicas, trajes, bailes folclóricos y gastronomía, pero no en tecnología

Y todo el equipo estaba orgulloso y nervioso cuando frente a los reyes de España:

La primera vez que se presenta en televisión después de eso fue con Ricardo Rocha:

Como mencioné en mi plática  TEDxBUAP, Don Cuco el Guapo se puede considerar como uno de los más grandes divulgadores de México, no solo de la ciencia, sino de la cultura de nuestro país: lo han visto tocar millones de personas, en Méxio y sudamérica. También Domingo me contaba el asombro de Julieta Fierro cuando decía

Como divulgador, a Don Cuco nadie le gana

Y es muy emocionante especular porqué revisaron las cajas en las que venía desde España, y qué es lo que querían de él. En este documental comenta eso y se puede ver parte de su historia y la tecnología que le dio luz.

Como panista su repertorio es muy amplio, puede tocar baladas, rock y clásica, sin dejar de lado la cumbia y la ranchera. Perfume de gardenias es una canción que siempre le dedico a mi esposa, y aquí la toca bastante bien:

En una página que le hicieron en su décimo aniversario se escucha un poquito del Concierto de Aranjuez. Y también puedes ver algunos de sus reconocimientos. Cuenta con videos más tarde han aparecido en YouTube, donde toca mientras otro robot, más bien animatrónico, le acompaña cantando.

En su larga carrera ha motivado a cientos de jóvenes a estudiar las carreras de ciencia y tecnología. Baste el ejemplo de Juan Alberto, que ha pasado de ingeniero a cosmonauta, inspirado por una de las presentaciones del robot. Recuerdo que cuando era mi alumno desarrolló un robot, JAG-1, parecido a R2D2, que le llevó a ganar concursos y luego un robot que consistía en dos piernas mecatrónicas, con el que ganó en varias partes del mundo.

Las Crónicas de Don Cuco el Guapo es un libro que comentaba muchas de sus aventuras, escrito por Domingo, pero después el robot apareció en libros de texto, y apareció su hermana Doña Cuca.

Agrego esta fábula de Aarón Castillo:

Una tarde, en el huerto de Los Solares, un hombre que caminaba meditabundo pateó lo que pensó era una lata, pero que resultó ser la Lámpara Maravillosa. El genio liberado le dijo:
–Amo, me haz dado la libertad, y por lo tanto te concederé tres deseos. Pide.
–Quiero ser sabio –dijo.
Y le entregó libros de Filosofía, Psicología, Química, Física, Matemáticas y Electrónica.
–Concedido –le dijo—. Tu segundo deseo.
–Quiero tener imaginación.
Le mostró a Don Cuco.
-Concedido. Pide tu último deseo.
-Quiero que alguien narre lo acontecido.
Y le presentó a Domingo Vera Mendoza.
-Concedido, amo.

También se le escribieron canciones como la Cumbia de Don Cuco, pero no he podido encontrarlas para ponerlas aquí.

Por cierto que me tocó ver cómo le componían la música a Don Cuco, el maestro Jorge Eduardo Sanchez Chantres y el maestro Flavio Guzman Sánchez, que ahora se encarga de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la http://www.cultura.buap.mx/Cultura de nuestra universidad.

En ese entonces pude apreciar la capacidad de Héctor Simon Vargas Sánchez para programar la visión, los ojos del robot. Si, este robot leía las partituras, su cerebro las procesaba y decía a cada dedo, brazo, hombro y pierna lo que debía de hacer.

¡Y tocaba como un niño! O al menos eso dijo Joaquín Rodrigo cuando le pusieron a Don Cuco tocando el Concierto de Aranjuez, según me contó Domingo. Recordemos que el maestro Joaquín Rodrigo es ciego y sólo con lo que escuchaba pudo definir que el ejecutante era un niño de seis  años de edad y tiene buen futuro. A lo que le contestaron, ¡solo tiene nueve meses!

Pero ahora cumple 25 años. Cuando se presentó en la expo Sevilla fue en octubre, por lo que para esa fecha tendrá su cumpleaños formal.

¡Y le están preparando una gran fiesta!

En esta entrada te he contado un poco de lo que conocí de Don Cuco cuando estuve cerca de él. En la entrevista que tuve con el Dr. Alejandro Pedroza dejó un consejo para los chicos que quieran estudiar las discipilnas afines a la robótica.


Pronto habrá más noticias, pero por lo mientras puedes visitar a Don Cuco en el Centro de Cálculo de nuestra universidad, en la 49 poniente 1102, Reforma Agua Azul. Solicita informes al 2436330 o pide una cita para verlo con Jorge Cerón Ortega.

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment