Y ahora Juan Monedita le compone una canción a los condenados intereses