Publicar, leer y escribir: una labor de fomento editorial BUAP

Compartir
Fomento Editorial BUAP (1)_opt

Dra. Ana María Huerta Jaramillo, Directora de Fomento Editorial BUAP

De 2013 a 2016 se han publicado 107 libros, entre éstos 17 vinculados a la investigación

BUAP. 6 de febrero de 2017. Como resultado de la labor editorial de la BUAP, durante la gestión del Rector Alfonso Esparza Ortiz, de 2013 a 2016 se han publicado 107 volúmenes: 17 vinculados a la investigación, 18 sobre literatura infantil, 21 de poesía, 17 novelas, 18 libros de cuentos, 9 ensayos literarios y 7 ediciones especiales en diversos temas.
En el catálogo 2016-2017 de Altexto sobresalen cuatro volúmenes de matemáticas editados por la BUAP, que representan la cifra más alta en publicaciones sobre esta ciencia, con relación a otras editoriales universitarias. Asimismo, la próxima publicación de Ni santas ni pecadoras, mujeres, vida y escritura en Hispanoamérica colonial, una traducción al español de Pablo García Loaeza del estudio Neither Saints Nor Sinners: Writing The Lives Of Women In Spanish America, de Kathleen Ann Myers (2003), traducción concedida a la BUAP por parte de la Oxford University Press.
Destaca además la significativa demanda que los títulos de la colección Cofradía Gastronómica tuvieron en la XXX Feria Internacional del Libro, Guadalajara 2016, un medio para compartir las recetas de la cocina poblana, una complejidad de sabores y secretos culinarios, resultado de la mezcla de culturas y barroquismo.
Tras señalar que Fomento Editorial de la BUAP busca difundir el trabajo intelectual de la comunidad universitaria, tanto en investigación como en historia y literatura, su directora, Ana María Huerta Jaramillo, señaló que desde su fundación a la fecha trascienden colecciones ya consolidadas como Asteriscos, referente de ficciones narrativas de autores locales e internacionales. Otras de reciente creación, como la colección René Avilés Fabila, proyecto respaldado por el autor de Tantadel, a través del cual se impulsa a escritores menores de 30 años.

“Al concebirse como una dependencia en pro de las necesidades intelectuales de maestros, investigadores y alumnos, la editorial universitaria se enfoca a la tarea de ofrecer materiales didácticos de calidad y a precios accesibles. Por ello, Fomento Editorial es un promotor: extiende más allá del espacio BUAP los resultados de la investigación; fomenta la lectura y escritura con la publicación de textos de diversos temas, pensados para la multiplicidad de intereses, rangos generacionales y áreas del conocimiento; y, se pone a la vanguardia con proyectos que le permitan extender sus publicaciones mediante las emergentes tecnologías”, refirió.

En puerta está la XXX Feria del Libro 2017 de la BUAP. Como evento principal Fomento Editorial anticipa la presentación del libro El amor en tiempos de internet, producto de un concurso literario que incluye narraciones de estudiantes de preparatoria sobre la experiencia del amor y sus diversas manifestaciones y distorsiones en internet.
Esto incluye la manera como se expresan las relaciones afectivas por medio de las redes sociales y en qué medida los soportes electrónicos determinan dicha relación. Tras un proceso de selección, el libro en proceso cuenta con una serie de cuentos escritos por estudiantes de diversas preparatorias.

Los libros y el conocimiento

Huerta Jaramillo afirmó que “cuando aparece el libro, aparece también la posibilidad de asociar ideas y la necesidad de la alfabetización; aparecen comunidades fuertes que empiezan a construir el conocimiento científico”. Por ello, dijo, las universidades del más alto renombre disponen de una casa editorial, mediante la cual se divulga el conocimiento generado en sus aulas y laboratorios: las aportaciones de sus investigadores y académicos.
Hoy existen proyectos como el de participar en el mundo de los libros electrónicos, ediciones bilingües en gestación y la segunda edición del diplomado en Diseño y Edición del Libro, coordinado por el maestro José Luis Olazo García. De manera general, Fomento Editorial se proyecta como una dependencia ‘inquieta’, en aras de actualizarse, sin perder los pilares que le han dado su estatus actual”, dijo. Su tarea: la divulgación del conocimiento.

Be first to comment