Investigadora de la NASA promueve el trabajo colaborativo entre científicos e ingenieros de la BUAP

Compartir
ponencia-nasa-24-11-16-jmf-2
·                    Renee Horton, de la Michoud Assembly Facility-NASA, impartió a la comunidad BUAP la conferencia “Self-reacting friction stir welding”

BUAP. 25 de noviembre de 2016. Renee Horton, quien trabaja para la Michoud Assembly Facility de la NASA, en Estados Unidos, visitó la BUAP para promover estudios interdisciplinarios en los que científicos e ingenieros unan talentos en el desarrollo de grandes proyectos, a la par que mostró su experiencia en el diseño de nuevos materiales, así como en el uso de estrategias innovadoras, como la soldadura por fricción-agitación -friction stir welding o FSW-, que fue el tema central de una conferencia que impartió en la Facultad de Ingeniería.

Derivado de su largo trabajo en el área, la ingeniera eléctrica por la Louisiana State University, señaló que la FSW –una de las principales técnicas por ella desarrollada- utiliza el calentamiento por fricción y la presión de forjado para producir enlaces de alta resistencia, virtualmente libres de defectos. La soldadura con agitación por fricción transforma los metales de un estado sólido a un estado “similar al plástico” y los materiales mecánicamente se agitan bajo presión para formar una junta soldada.

La investigadora estadounidense señaló que debido a sus bondades, la FSW fue utilizada para soldar el Space Launch System (SLS) Core Stage, un vehículo de lanzamiento pesado de cerca de 200 pies de alto y 27.6 de diámetro, que proporcionará una capacidad totalmente nueva para la ciencia y la exploración, más allá de la órbita de la Tierra.
“Esto fue posible gracias al conocimiento de científicos en el área de Ciencias de Materiales e ingenieros de distintos campus”, destacó Renee Horton, quien dijo que sólo así es posible desarrollar complejos procesos de fabricación –como éste- destinados a lograr estructuras de aluminio de alta resistencia, sin defectos, unidas uniformemente: requisito vital para los vehículos de lanzamiento y hardware de próxima generación diseñados para viajes espaciales.

Horton, quien se doctoró en Ciencias de Materiales en la University of Alabama, enfatizó que su uso se debe a uno de los principales beneficios: la FSW representa para los ingenieros menos elementos a controlar. Señaló que en la soldadura por fusión, que consiste en unir dos metales a partir del calentamiento de uno de ellos hasta superar su fundición y es la más conocida, hay muchos factores de proceso que deben ser controlados, como la purga del gas que resulta. Sin embargo, la soldadura por fricción-agitación sólo tiene tres variables a controlar en su proceso: la velocidad de rotación del instrumento, velocidad de desplazamiento y presión, “los cuales son controlados fácilmente”.

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment