Académicos de la FCFM diseñan sistema móvil localizador de fugas de gas

Compartir

sistema-localizador-fugas-de-gas-jmf-3

Se basa en el mecanismo que utilizan los animales para encontrar a sus presas: el reconocimiento de un aroma

 

BUAP. 17 de noviembre de 2016. Como respuesta a la necesidad de contar con mecanismos que garanticen la seguridad del personal dentro de las empresas, ante la emanación de gases tóxicos, un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la BUAP diseñó un sistema móvil para identificar las fugas de gas en espacios inaccesibles para el ser humano.

Severino Muñoz Aguirre, profesor investigador de la FCFM, precisó que esta herramienta electrónica se basa en el mismo mecanismo que utilizan los animales para encontrar a sus presas: el reconocimiento de un aroma en particular.

“A través del viento, los animales buscan una traza del olor de sus presas y una vez que la encuentran la siguen hasta llegar a su objetivo. Nuestro sistema funciona de forma similar, ya que gracias a un conjunto de sensores de gas y a un algoritmo programado en un microcontrolador, es posible hacer una serie de mediciones de concentración, así como analizar la información proporcionada por el viento”, explicó.

Los datos obtenidos por los sensores son enviados a una interfaz, que fue desarrollada por los mismos investigadores, para llevar a cabo la interpretación correspondiente. Esto permite conocer la ubicación exacta de la emisión de gas.

Muñoz Aguirre, doctor en Ingeniería Eléctrica, con especialidad en Desarrollo de Sensores de Gas, por el Instituto Tecnológico de Tokio, destacó que el uso de esta tecnología sería de gran utilidad en fábricas o plantas industriales, donde se realizarían recorridos periódicos para inspeccionar si existe alguna fuga y tomar las medidas necesarias para evitar un accidente.

El dispositivo sería igualmente útil para llegar a zonas de riesgo o inaccesibles, por ejemplo minas en las que existan acumulaciones de metano.

Por otro lado, el sistema tendría la capacidad, incluso, de detectar minas explosivas en sitios donde hubo guerras, ya que éstos sueltan ciertas sustancias que pueden ser identificadas por sensores específicos, los cuales se adaptarían al aparato.

Lo anterior representa una gran ventaja para el funcionamiento del sistema, ya que tiene la facilidad de ajustar otro tipo de sensores que midan diversas variables, como temperatura o presión, para obtener una mayor información del ambiente en el que se encuentra.

El doctor Muñoz, del Cuerpo Académico de Optoelectrónica y Fotónica de la FCFM, comentó que uno de los prototipos que diseñaron cuenta con un sistema de transmisión Bluetooth, para dar la información a una distancia de hasta 100 metros. Se planea integrar un sistema de transmisión de datos vía Wi-fi para manejar el aparato desde un teléfono celular.

La invención está conformada por el sistema de localización de fugas, que a su vez está adaptado a una plataforma móvil similar a un carro pequeño y cuenta con sensores de proximidad en la parte frontal, para esquivar objetos cuando se encuentre en movimiento. Además, posee un pequeño ventilador para succionar el aire y hacer que llegue a los sensores de gas.

La plataforma tiene unas medidas de 25 centímetros de largo por 25 centímetros de alto, a un costado de ésta se encuentra la tarjeta electrónica que alberga el microcontrolador y que está a su vez conectado a los sensores de gas en la parte interior.

Igualmente, utiliza una batería de cuatro amperes por hora y los recorridos los puede realizar a través de un control remoto, con el cual el operador maneja el vehículo hasta llegar a la fuga, o bien éste se puede mover de forma autónoma, de modo que mediante el procesamiento de los algoritmos llega por sí solo hasta la ubicación deseada.

Actualmente, este invento se encuentra en desarrollo y se planea incluir un mecanismo de detección de la dirección del viento. Asimismo, se prevé la posibilidad de automatizar el funcionamiento, para que al momento de detectar alguna fuga, el mismo sistema envíe la información a una computadora y ésta cierre las válvulas y detenga el escape de gas.

La innovación tecnológica y aplicación de este invento permitieron a sus creadores realizar dos registros de solicitud de patente, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, uno con el nombre de “Sistema Móvil Localizador de Fugas de Gas”, con el número MX/a/2016/007092, y el segundo llamado “Plataforma Móvil de Propósito General”, con el número MX/a/2016/005654.

En este proyecto también colaboran Juan Castillo Mixcóatl y Georgina Beltrán Pérez, investigadores del Cuerpo Académico de Optoelectrónica y Fotónica de la FCFM, así como estudiantes de esta unidad académica.

 

Be first to comment