Lo que quisiste saber y nunca preguntaste sobre los niños héroes

Compartir

Resultado de imagen para niños hèroes de chapultepec

La historia de los “niños héores” de Chapultepec es quizá una de las más controvertidas que se ha registrado. Desde que pasó o no la batalla, que si vivieron o no, en fin siempre hay controversia al relatar este suceso.

La versión oficial dice que en 1846 después de que Estados Unidos declaró la guerra a México, tropas estadounidenses llegaron a la Ciudad de México y atacaron el Castillo de Chapultepec que en ese entonces era el Colegio Militar, seis cadetes (Francisco Márquez y Vicente Suárez de 14 años; Agustín Melgar y Fernando Montes de Oca 18 años; Juan de la Barrera oscilaba entre los 19 y Juan Escutia los 20 años de edad) que se encontraban de guardia dieron su vida en la defensa del castillo.

Hay quienes aseguran que los cadetes sí existieron, pero ellos no eran niños, ni héroes, se dice que no defendieron el castillo de la invasión sino que estaban huyendo

Quizás el mayor mito que rodea a los “niños héroes” es la conmovedora escena en la cual, Juan Escutia –que no era cadete del Colegio Militar– toma la enseña tricolor y decide arrojarse desde lo alto del Castillo de Chapultepec antes que verla mancillada por los invasores. Escutia no murió por un salto ni envuelto en una bandera, cayó abatido a tiros junto con Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca cuando intentaban replegarse hacia el jardín botánico. La bandera mexicana fue capturada por los estadunidenses y fue devuelta a México hasta el sexenio de José López Portillo. La “hazaña” de Juan Escutia fue por mucho tiempo la leyenda romántica más socorrida de la historia oficial. El mito por excelencia. Sin embargo, la heroica defensa del pabellón nacional no sucedió en el Castillo sino días antes, el 8 de septiembre, en la sangrienta batalla de Molino del Rey y otro fue su protagonista. Miembro del batallón Mina, el capitán Margarito Zuazo fue de los últimos oficiales en sucumbir ante el furioso embate del enemigo. (1)

Fue entre los años 1992-1993, que Ernesto Zedillo, siendo Secretario de Educación Pública, eliminó la historia de los Niños Héroes de los libros de texto. Pruebas o falta de ellas, ponen en duda la forma en que se dieron los hechos, lo que es una realidad es que forma parte de la historia de México.

 

Fuentes:

(1)  “Los niños héroes” de Alejandro Rosas Robles, se publicó en la edición de Relatos e Historias en México, núm. 13

 

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment