BUAP suma kilómetros en la prevención del suicidio

Compartir

BUAP. 8 de septiembre de 2016.- Con la idea de recorrer el mundo y conectar a la gente, el Rector de la BUAP encabezó el contingente que partió poco antes de mediodía en la explanada del Estado Universitario, en lo que fue la Tercera Rodada por un Mundo Conectado, cuya meta fue sumar 10 mil kilómetros -distancia equivalente a viajar de Puebla a Nueva York, ida y vuelta-, para promover redes de apoyo en la prevención del suicidio.

En la tercera edición de esta jornada -organizada por la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU) de la BUAP, a propósito del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se celebra el 10 de septiembre- los universitarios se sumaron a esta iniciativa, entre ellos el Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien se puso la camiseta para rodar por un mundo conectado.

“Conectar, comunicar y cuidar” fue el lema que los estudiantes portaron en sus camisetas. Con gorras naranja, algunos con casco y protecciones, así como agua en las canastillas, emprendieron la marcha en las lobobicis para recorrer el circuito interno de Ciudad Universitaria (CU).

En el trayecto, los grupos mostraron entusiasmo y dinamismo al corear porras, sonar las campanas de las lobobicis e invitar a más jóvenes a sumarse.

María del Carmen Lara Muñoz, titular de la DAU, señaló que este tipo de actividades permite visibilizar problemas sociales, disminuir la estigmatización y crear vínculos entre la gente.

La Tercera Rodada por un Mundo Conectado se dividió en dos recorridos: del Edificio Carolino a Ciudad Universitaria, por el Parque Lineal Universitario, con 6.5 kilómetros en total; el segundo alrededor de CU que comprendió 3.4 kilómetros.

Se instalaron bicicletas fijas en las facultades de Ciencias de la Comunicación y Cultura Física, en la preparatoria Alfonso Calderón Moreno, la explanada del Auditorio Julio Glockner, en el Área de la Salud, y en algunas sedes regionales. Además, para lograr la meta se invitó a los gimnasios de la capital a sumar kilómetros, a través de las clases de spinning que impartieron este 8 de septiembre.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment