TheGetaway-Red Hot Chili Pappers

Compartir

Después de una larga espera, 5 años desde su último trabajo, el pasado 17 de junio fue presentado “TheGetaway” el undécimo álbum de los Red Hot Chili Peppers (RHCP). Éste es el primero que produce Brian Burton (mejor conocido como Danger Mouse), reemplazando a Rick Rubin (productor de todos los discos de la banda desde 1991). Además, es el segundo con el guitarrista Josh Klinghoffer (sustituto de John Frusciante).

Durante los últimos dos años los californianos han estado trabajando en este material con algunos tropiezos. La banda tenía 20 canciones listas para ser grabadas, pero Danger Mouse las descartó casi todas y les pidió que volvieran a empezar a escribir canciones, desde cero y en el estudio, asimismo la fractura del brazo derecho de Michael “Flea” Balzary atrasó todo el proceso creativo y de grabación.

Una vez presentado su nueva grabación, nos dimos a la tarea de analizar canción por canción, para al final tener las impresiones globales del disco.

TheGetaway

Una canción que en un primer acercamiento puede considerarse monótona, tal vez porque la voz no tiene diferentes alturas o porque el estribillo no sobresale como debería y cuenta con un final abrupto, pero conforme la escuchas aprecias la belleza de la guitarra en los coros y la perfecta armonía que logra el bajo sin la necesidad de ser complejo. Es un tema introductorio al estilo musical al que se dirigen los RHCP adaptándose a la escena y a sus capacidades actuales.

 DarkNecessities

Danger Mouse peleó porque este fuera el sencillo que promocionará el álbum y acertó. El bajo de Flea es brillante y toma totalmente el control de la canción; rescata ese funk que los sacó de la escena ‘underground’ de Los Ángeles y que domina perfectamente. En cuanto entra la voz se aprecia una familiaridad, y una melodía que podría ser considerada “feliz”, pero que si se le presta atención a la letra es una historia de desamor y melancolía. La influencia de Danger se percibe con los múltiples sonidos que acompañan a la melodía, como el piano que en el puente instrumental sobresale. La guitarra hace un perfecto acompañamiento a la melodía y el hermoso solo al final discretamente se convierte en el protagonista y complementa totalmente la melancolía expuesta en la letra. Un tema comercialmente perfecto, un estribillo pegadizo, unas armonías destacables que la convierten en una canción fácilmente de recordar.

WeTurn Red

Canción con una batería potente marcando el ritmo y una combinación perfecta con el bajo. La voz hace un pequeño rap y la guitarra hace un discreto acompañamiento a la melodía. La canción recuerda a ese rock presentado en su álbum ‘bastardo’, como ellos mismos lo denominan, One Hot Minute. Puede que la explosión instrumental haga sentir en momentos ruido. Pudo haber hecho  falta un solo de guitarra que cerrara ese estruendo presentado a lo largo de los tres minutos.

The Longest Wave

Este tema inicia con una cálida y hermosa guitarra como protagonista, al terminar la parte introductoria le entrega la melodía a esa dulce voz de Kiedis perfecta para que se luzca. Una canción suave de tipo pop, recordando la era de BytheWay; una canción perfecta para relajarse mientras se observan las olas del mar; quizás la letra hace referencia a esa cultura del surf, deporte al que se han involucrado Flea y ‘Tony en estos años. Uno de los temas a destacar en el disco.

Goodbye Angels

Una pista que tiene varias variantes empieza tranquila, aludiendo a TheLongest Wave, con el bajo marcando el camino a seguir, la voz recuerda a los 80’s y la letra nuevamente es melancólica y oscura, y conforme avanza llega a un explosivo estribillo. Seguramente una canción que los fans imploran ser presentada en vivo; una canción con mucha fuerza y que al final rompe la melodía el bajo de Flea, que nos demuestra que sigue siendo el mismo y que el brazo parece estar al 100%, posteriormente la guitarra rescata esa melodía melancólica. Sin duda una de las mejores del disco.

Sick Love

Una canción que un principio parece ser de tipo funk, pero al momento que entra la voz la convierte en pop. Instrumentalmente es agradable con un coro muy pegadizo. Cuenta con una participación especial de Elton John con un piano plácido que nos hace, nuevamente, recordar a esas suaves baladas del BytheWay. Sería una canción perfecta para ser presentada como sencillo.

Go Robot

Canción que los directivos de Warner querían que fuera el sencillo promocional del disco y con justa razón; es una canción perfecta para la radio, pegadiza (Anymore, Anymore) y sin sonidos complejos. El bajo es nuevamente la base haciendo una perfecta armonía con la batería, una guitarra que en ningún momento intenta ser protagonista y hace lo que mejor sabe hacer, ser un acompañamiento a la melodía. Podría ser la canción más ‘bailable’ del álbum.

Feastingon the Flowers

Un tema que deja muy atrás el pop, para convertirse rock discreto. Una guitarra que se apropia de la composición y consigue que los demás instrumentos deban seguirle el camino. Un piano innovador que deja su huella en el puente instrumental. Para hacerle justicia a esa solemne guitarra, un solo al final pudo haberle dado un ‘plus’ y dar un mejor paso a las siguientes dos pistas, debido a que funciona como una introducción.

Detroit

Una oda a la ciudad de Detroit, un tema con un tinte rockero, mayor que su predecesora. Una guitarra con una mayor distorsión que provoca que la voz pierda fuerza en los versos, pero que se recupera ligeramente en los coros. Una batería que sabe en qué momento ser más explosiva y rápida y cuando debe volverse más discreta. Un tema que te agradará si eres fan de su trabajo de 1995, One Hot  Minute.

This Ticonderoga

Tal vez la canción más ‘pesada’ del álbum con múltiples cambios. Una batería brutal que reta a la guitarra a seguirle el paso. Una melodía llena de energía, pero que no llega a complacer completamente. Cuenta con un piano que rompe ese rock en el estribillo y relaja esa guitarra brutal de Josh, pero que al regresar con los múltiples sonidos, al final puede sentirse una lluvia de ruidos y son esos cambios bruscos los que llegan a dañar la canción y no darle el valor que podría ofrecer.

Encore

Puede que se convierta en tu canción favorita de todo el álbum; es suave, esplendida y majestuosa. Es una perfecta combinación, ya que los sonidos son puros y los puedes escuchar sin ningún problema. La guitarra es fácil de recordar y la armonía es perfecta. La letra es de las mejores escritas por AnthonyKiedisen los últimos años. Es una canción que surgió de un ‘jam’ (improvisación) durante la gira pasada, 2011-2014, y se perciben los años de trabajo en ella.

The Hunter

La pista con menos fuerza del disco. El piano es el que lleva el control y es el que destaca, mientras es acompañado con trompeta y con ligeras distorsiones en la guitarra. Nuevamente una letra melancólica y de desamor. Como experimento no llega a funcionar, es demasiado lenta y en momentos puede ser monótona y caer en el aburrimiento. Esta pudo haber sido la mejor opción para que Elton John participara y tuviera un papel más relevante.

Dreams of a Samurai

Un tema complejo en su composición y una progresión continua que muestra la experiencia de la banda. Una de las mejores percusiones de Chad Smith durante el álbum. El piano que acompaña a la melodía lo hace de una forma excelente y Josh destaca en su acompañamiento. A comparación con la anterior, este experimento funciona y es el mejor tema para cerrar este trabajo.

Como conclusión, se percata la presión de Danger Mouse, en la voz y letras de Kiedis, situación que en el anterior trabajo no sucedió, aunque se nota que en momentos abusaron del canto y no permitieron que los sonidos instrumentales lucieran. Josh hace un mejor trabajo como acompañamiento y les deja el protagonismo a los demás integrantes, quizá hizo falta algunos solos de guitarra; en DarkNecessities nos demostró que puede hacer uno bueno sin ser técnicamente impresionante. Flea demuestra ser el más virtuoso y con su experiencia crea en su mayoría muy buenas armonías. En la batería de Smith se percibe el trabajo del productor, seguramente muchas de las canciones empezaron con el ‘beat’ de sus percusiones.

Este es un buen álbum, tal vez no es perfecto y no compite con los clásicos de la banda que los hicieron lo que son hoy, pero sí vale la pena escucharlo y apreciarlo. Si buscas un disco lleno de energía, explosivo, rápido y brutal como en los primeros trabajos de RHCP, éste no es para ti; tiene unos tintes rockeros que hace recordar One Hot Minute, pero que en su mayoría es un experimento instrumental con sonidos de pop-funk-rock.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment