El Joker. Las sustancias químicas que lo dañaron. Segunda Parte

Compartir

El color normal de la piel está asociado al número, tamaño, tipo y distribución de los melanosomas (organulo que contiene la melanina, el pigmento absorbente de luz más común en el reino animal) presentes en los queratinocitos (células de la epidermis), la cantidad de melanosomas presentes en los queratinocitos es quien determina el color de la piel y del cabello.

De forma general se puede llamar discromia a cualquier alteración de la coloración normal que presenta la piel, existen estudios que dividen este cambio de pigmentación en:

  • Melanodermias: Es el aumento del pigmento melánico localizado en la epidermis.
  • Celurodermias: Aumento en el pigmento melánico de la dermis
  • Leucodermias: Disminución o ausencia de pigmento melánico, estas pueden ser congénitas o adquiridas.

En el caso del Joker debemos hablar de una discromia adquirida, de acuerdo con los textos que intentan explicar el origen del personaje veremos que este lo asocian a que entró en contacto con alguna sustancia química, bien pudo ser un ácido o quizá algún tipo de desecho químico.

Los ácidos son sustancias químicas con un pH menor a 7, son corrosivos al contacto con la piel y se neutralizan usando un álcali (base) de entre todas las sustancias ácidas algunos de los más conocidos son: el ácido sulfúrico, el ácido clorhídrico (comercialmente muriático) y el ácido cítrico. La idea de que nuestro personaje hubiese entrado en contacto con alguno de estos es interesante y vale la pena analizarlo.

Si el Joker hubiese caído en un contenedor de ácido sulfúrico se enfrentaría a una sustancia que al inhalarse provoca sensación de quemazón y dificultad respiratoria, una exposición aguda puede provocar broncoespasmos y muerte por edema en la glotis o en el esófago. Su ingesta causa daño corrosivo grave en garganta y esófago, al contacto con la piel provoca quemaduras cutáneas que pueden tardar en aparecer. No causa despigmentación esto aunado al grave daño de tracto digestivo y respiratoria nos obliga a descartarlo como responsable de la apariencia del Joker. En la próxima entrega analizaremos otras sustancias ácidas para tratar de entender qué ocasionó la despigmentación en la piel del Joker.

Profesor de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, interesado en la didáctica de la Química y la divulgación de la ciencia a través de ejemplos cotidianos y de textos de ficción.

Be first to comment