Un respaldo electrónico de todo lo existente en la red: Internet Archive

Compartir

Digital4

Por Ricardo Villegas Tovar

En el 2004 tuve la fortuna de conocer a un personaje cuya tarjeta de presentación ostentaba un título bastante peculiar: Digital Librarian (Bibliotecario Digital). Su nombre: Brewster Kahle. Lo conocí en una pequeña casa de dos pisos hecha de madera y pintada de color blanco, construida en un estilo victoriano en algún lugar cercano a San Francisco en California. Las razones por las cuáles yo estaba ahí ahora salen sobrando, sin embargo, puedo contar que en el vestíbulo de la casa había una fotografía enmarcada que hasta la fecha la tengo presente. Se trataba de algo que asemejaba una nebulosa, algo así como una mezcla rara entre estrellas y polvo cósmico. Al estar viéndola se me acercó el Sr. Kahle y me dijo, eso que vez ahí es una foto de internet.

¿Cómo? ¿Es posible tomarle una foto a internet? Él me contestó, no sólo es posible sacarle una foto, además es posible hacer un respaldo digital de todo lo que existe en él.

No terminaba de salir mi asombro cuando ya me había dado un dato aún más increíble. Le dije, eso no es posible, la cantidad de espacio de almacenamiento sería inimaginable, además, las leyes en materia de derechos de autor prohibirían hacer copia de los contenidos accesibles en la red. Sin mayor pausa me llevó frente a una computadora que se encontraba generando respaldos de prácticamente cualquier página que pudiera ser localizada por Google u otro buscador que estuviera de moda.

digital_library

El resultado del proyecto es una solución que persiste hasta nuestros días, el Wayback Machine. Al sentarme frente a los resultados de esta interface podía escribir cualquier dirección URL y el sistema, en lugar de llevarme al sitio en cuestión, me llevaba a un calendario con el que podría recorrer el tiempo hacia atrás y echar un vistazo a la versión disponible en alguna fecha que yo escogiera. Desde la primera vez que se había liberado esa página hasta la disponible al día de hoy, pasando por todas las versiones que a lo largo del tiempo hubiera tenido esa página, todo estaba disponible.

Digital 2

El Sr. Kahle sin permitirme terminar de mi asombro me pidió que viera desde la ventana una camioneta tipo van que estaba fuera del área donde nos encontrábamos. Más allá de ser una camioneta de un modelo atrasado y pintada de un verde descolorido por el sol, tenía en el techo una pequeña antena como las que hoy vemos en color rojo o azul por todas las azoteas de nuestra ciudad. Me explicó que dentro de esa camioneta tenía una impresora para altos volúmenes y una encuadernadora térmica. Con la camioneta iba a zonas remotas, se conectaba vía satélite y descarga libros que imprimía, empastaba y vendía a razón de centavos de dólar para que la gente los pudiera disfrutar.

digital3

De esa visita de aventura ha pasado más de una década y a pesar de la distancia en tiempo soy testigo, como cualquier que lea estas líneas, que las ideas del Sr. Kahle no han desaparecido, por el contrario, siguieron creciendo para permitirnos acceder hoy a lo que él llama el Internet Archive. Desde este sitio es posible consultar más de 10 millones de libros a texto completo, millones de horas de archivos de audio, video, millones de fotografías y hasta software que creíamos perdido. Todo esto de manera gratuita y sin violar derechos de autor ya que todos estos contenidos han caducado en cuanto a su protección legal o sus autores han permitido su libre circulación. Estoy seguro que la próxima vez que tenga que buscar un documento disponible en un sitio sin conexión mi opción será el Wayback Machine.

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment