El periodismo musical o la indiferencia de las naciones.

Compartir
Por Israel Miranda

 PJ Harvey

The Hope Six Demolition Project

La conocí mientras estaba de viaje en el otro lado del charco. Una pinta de cerveza, fish and chips, callecitas pequeñas, casas pintorescas; construidas y pintadas con sumo cuidado para parecer exactamente iguales. La escuche en un pub rodeado de “guiris”; borrachos rubios barbudos que hablan con acento londinense y si ven a un latino seguramente voltearan a verlo. Así, observado como bicho raro por la mayoría de la gente que abarrotaba el pub, me acerque a una cara conocida y le pregunté. ¿Quién suena? Era el año de 1998. Blues con un toque más rudo y un piano que acompañaba a la guitarra de forma rítmica. La voz femenina parecía que estaba tan borracha como nosotros. Dulce, siempre afinada. Al mismo tiempo la vi en el video que MTV pasaba por la televisión colgada en la esquina. Cara angulosa, ojos grandes, pelo lacio negro hasta los hombros. Rara y sexy. Era PJ Harvey. El disco era Is this Desire? El tiempo avanza inexorablemente. Y ahora que como tacos casi a diario me sigue dando curiosidad el por qué me gustó tanto desde la primera vez que la escuche.

Resultado de imagen para PJ Harvey

Después de cinco años desde su última grabación, PJ Harvey vuelve al estudio y nos presenta su nueva producción: The Hope Six Demolition Project. Como preparación para hacer el disco viajó a Washington, Kosovo y Afganistan. Así, vio con sus propios ojos el desastre político que retrató en esta producción. Lo grabó junto con su banda en el sótano del London’s Somerset House detrás de un vidrio de una sola vista, en donde los visitantes podían ver como la banda trabajaba pero los músicos no podían verlos a ellos. Según ella, en un intento de hacer lo mas transparente posible el proceso de composición y grabación (WTF).

Resultado de imagen para PJ Harvey

Siguiendo la linea de Let England Shake su producción anterior. Vuelve a mezclar sonidos experimentales, jazz, rock y folk, dando como resultado un álbum de protesta. Ahora le da un peso especial a los metales, saxofón a veces haciendo de bajo y un ensamble que va tejiendo la armonía. Sonido negro. Un disco misterioso y apocalíptico. Sus letras se concentran en el fin de cualquier cosa, incluido el mundo y su civilización. Reflejando el rol de Reino Unido y E.U.A. en la guerra y política de los últimos tiempos. Al mismo tiempo produjo un libro de poesía The Hollow of the Hand. Ha estado bastante ocupada la flaca esta.

Desde el primer track The Community of Hope muestra el sonido que consigue en este disco. Algo retro y alejado, jamás escucharas a la banda cerca de ti. Una melodía bien pensada en la voz y la banda que sigue a esta voz de mando.

En Ministry of Defense, retrata el horror que vio en su viaje a Afganistan. Podemos escuchar el sonido de la guerra y los restos que quedaron después de la violencia. Una letra dura con una guitarra igual. Se suaviza en un coro que suena a una especie de soul, para volver a pelear después. Hay un juego de palabras con la palabra “magazines”, puede entenderse como revistas, o el cargador de un arma. Una de mis favoritas.

Resultado de imagen para PJ Harvey

Line the Sand es mas “animada” tiene una melodía agradable, pero el tema sigue. Podemos mandar agua, tiendas de campaña y ayudar de lejos, pero las muertes no paran. La guerra. Después de que el mundo acabe hay una encrucijada de saxofones disonantes muy buena.

En Chain of Keys, Harvey describe una anécdota. Conoció a una señora que cargaba un juego de llaves de las casas de sus vecinos en Kosovo. Que estaban muertos o habían huido al extranjero. Le pidió poder pasar a ver algún departamento, la señora les negó el gusto y les dijo; “Un ciclo se ha roto”. Explota los corales con voces masculinas, dandole un color mas solemne y serio a la letra. El saxofón esta presente apoyando las notas bajas, creando una textura densa. Muy buena.

River Anacostia trata de un río que hay en Washington, que fue contaminado y ha sido un problema de salud hasta la fecha. Comienza con unos coros a muy poco volumen y una percusión que no cambiará en toda la pieza, ira creciendo hasta llegar al coro. Tiene cosas buenas, pero siendo sincero no me gustó mucho. Tal vez tenga que escucharla mas, definitivamente no es un disco que entre a la primera.

All Near the Memorials to Vietnam and Lincoln me gustó mucho, creo que refresca el disco después de estar en un tono serio hasta ahora. Igual el tema es político, como lo entendí se trata de como el gobierno nos engaña. Lo mejor es ese gran bloque de sonido que crea juntando a toda la banda haciendo prácticamente lo mismo.

Sigue The Orange Monkey, no voy a comentar nada, mejor escúchenla… Ok, no puedo, la verdad iba muy bien pero se cae, a pesar de que su letra es buena no me dio nada en lo musical.

El saxofón en Medicinals sigue a la voz, haciendo por veces de melodía y otras de armonía. El tema es que el alcohol es la nueva medicina en Europa del este. Dura.

The Weel

The Weel, se basa en la guerra de Kosovo. Me encantó el riff del saxofón, y es la que mas suena a una PJ Harvey madura. Tenemos la clásica batería que le gusta, sin hi hats y mas concentrada en dar ritmo a base de tamborazos, la guitarra seca que tiene un papel fundamental en el ritmo, el contraste del saxofón y su voz que ahora brilla. Buena.

Dollar, Dollar es con la que más me identifiqué. ¿Se han topado con alguien que les pide dinero? Básicamente la temática es esa. Un país que ha quedado en la miseria por culpa de la guerra y como sus habitantes al ver algún extranjero no paran de pedirle dinero o tratar de venderle algo. La necesidad en su máxima expresión. Un canon hipnótico con la palabra, y una especie de gospel hacen la magia.

Este disco es duro, a diferencia de Let England Shake que habla de una problemática local; este disco es mundial. Refleja las grandes diferencias entre los países “desarrollados” y los demás. El sufrimiento de la guerra, que deja a la gente incompleta en un sinfín de aspectos; la indiferencia hacia los problemas ajenos, el cómodo egoísmo en el que estamos acostumbrados a vivir a diario. Una bofetada con un guante blanco, delicado y con encaje. Esta flaca tiene estilo.

Nos leemos la próxima semana. Escriban!

maildelisra@gmail.com

@twitdelisra

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment