CAMBIO CLIMÁTICO: TU NO TIENES LA CULPA

Redes Sociales

MOV DE PRESECIÓN

Es arriesgado pero necesario decir que hablar del cambio climático está de moda, es una moda que, al igual que todas las modas enriquece a algunos, motiva el estudio en otros y entretiene al resto. Sin embargo, fiel a nuestra costumbre lanzo una invitación a dudar acerca del ya muy famoso cambio climático, dudar de sus causas, efectos y por supuesto de quiénes son los o el responsable de tal calamidad con nuestra especie.

En principio debemos decir que cualquier proceso de calentamiento global es antesala de un proceso de enfriamiento extremo, es decir, antes de una glaciación ocurre un calentamiento, por ende, debemos echar un vistazo al pasado y observar cuándo concluyó la última glaciación, hace 12 mil años. Este proceso es lento y paulatino si lo comparamos con el tiempo de vida de un hombre (ochenta años, aproximadamente) y cientos de miles de generaciones humanas pasarían durante un proceso de calentamiento a glaciación y viceversa. Esos millones de personas durante esos cientos de miles de generaciones seguramente notarían algunos sutiles cambios en su entorno mientras su entorno sea natural y no notarían cambios abruptos a menos que revisaran un poco de historia climatológica.

Pues bien, de igual manera, el proceso previo a la glaciación que se conoce como calentamiento global es largo, paulatino y constante. Para explicar mejor esto, imaginemos una gráfica de temperatura. Inicia el proceso de calentamiento, el planeta se calienta hasta alcanzar un punto en que ya no puede calentarse más y comienza a enfriarse, luego ocurre un descenso en la temperatura global hasta la congelación de dos terceras partes del globo, paulatinamente se comienza a calentar el planeta de nuevo hasta que otra vez se aprecia en la gráfica un tope superior en la temperatura del mundo que habitamos y de nuevo inicia un descenso, lo anterior nos lleva de inmediato a pensar en un ciclo térmico en el que el ser humano no tiene nada que ver, de hecho, durante el proceso de calentamiento global previo a la última era glaciar ni siquiera había seres humanos.

Este ciclo térmico es consecuencia de la posición de la Tierra respecto al Sol, así como hay estaciones donde el clima cambia cada tres meses debido a la situación orbital del planeta, así también, hay variaciones mucho más lentas en el clima como producto de uno de los movimientos menos conocidos de nuestro planeta, el movimiento de precesión,  en el cual, el eje de la Tierra se tambalea igual que el eje de un trompo que está por caer, claro que nuestra Tierra no caerá, los movimientos gravitatorios a escala astronómica lo mantendrán por muchos miles de millones de años más en ese movimiento de vaivén. Cada que los extremos del eje se mueven  180o  respecto a su posición anterior, es decir, cuando quedan exactamente frente a la posición que implicaba el punto más alto de temperatura en la gráfica, estaremos en presencia del punto más frío en la misma gráfica. Así con cada vuelta completa de los extremos del eje se cierra un ciclo geotérmico.

Entonces,  si el calentamiento global y las glaciaciones son paulatinas, constantes, lentas y completamente naturales ¿Por qué apreciamos de forma tan evidente que el clima no es igual hoy que hace unos 30 años? Primero que nada debemos decir que la actual era de calentamiento empezó hace poco más de 60 mil años cuando la última era de hielo tocó su punto más frío, a partir de ahí el calentamiento ha ido ganando terreno, y hace 12 mil años los casquetes polares habían retrocedido lo suficiente como para ya no considerar que la Tierra estaba en una glaciación. El calentamiento continuó y  actualmente sigue su curso, en unos miles de años más tocará su punto más cálido y el retroceso de temperatura tendrá lugar de nuevo hasta tener otra vez una era de hielo.

Lamento desilusionarnos, pero no lo podremos ver, ni nosotros y tal vez ningún ser humano vea caminar de nuevo por estos lares animales exorbitantemente peludos y enormes, tal vez en la próxima era de hielo ni siquiera haya mamíferos sobre la faz de la Tierra.

Los cambios climáticos que actualmente experimentamos son consecuencia principalmente de la distribución geográfica de la humanidad, si nos vamos a vivir a donde hubo un río, tarde o temprano el agua volverá a correr por ahí, si habitamos un paraje desolado por donde acostumbran correr tornados, en algún momento alguno de ellos arrancará nuestras casas del suelo y hará volar nuestros automóviles.

La tecnología con la que actualmente contamos nos permite también registrar con mucha mayor precisión las variaciones térmicas del entorno, estas variaciones nos alarman y preocupan, pero son normales, solo que antes no nos dábamos cuenta de ellas.

Por último, hemos de destacar otro aspecto. Decimos, cada año hace más calor y más frío. Independientemente de lo que los aparatos registren nosotros como seres vivos sentimos temperaturas cada vez extremas, en este caso la explicación es también muy sencilla, las ciudades, mientras más superficie de suelo tengan pavimentadas o peor aún revestidas con concreto, mayor cantidad de luz reflejarán y la sensación de calor aumentará, así también impedirán la formación de mantos freáticos, los cuales son reguladores térmicos, el calor no escapará tan rápido de las calles por la noche y literalmente nos ahogaremos en la cama al tratar de dormir. Así también, en época de frío, la falta de vegetación citadina hará que el vientecillo gélido nos cale hasta los huesos. Si viviéramos en el campo, estos abruptos cambios de temperatura no serían tan notorios y seguro no nos alarmarían tanto.

Ahora que ya sabemos qué pasa con el cambio climático, es una buena oportunidad para  no pensar que nuestra especia tiene tanto poder, ni para bien, ni para mal. Los fenómenos de la naturaleza rebasan por mucho el ego de los seres humanos. Lo que hacemos con nuestro entorno nos afecta en el inmediato y mediano plazo, nos hace sufrir o gozar en el “ahora”, la Tierra, nuestro hogar, nuestro mega ecosistema, se basta por sí sola y tan pronto desaparezcamos de aquí se acabará la publicidad y el negocio que implica el “calentamiento global” y los cíclicos geotérmicos siempre continuarán, con o sin humanos.

Pero, aún así, usa más la bici ya que es bueno para la salud, apaga los focos de tu casa para que el recibo llegue no tan caro, no uses tanto el carro y camina para tener piernas fuertes, no tires basura para que tu calle se vea bonita, no maltrates animales y plantas pues si aprendes a convivir con tu medio ambiente aprenderás a convivir en sociedad, consume menos y se repartirá mejor la riqueza y, sigue trabajando por una mejor sociedad, pensante y libre. Hasta la próxima ¡Sigamos dudando juntos!

eduardopinedav@ymail.com

Eduardo Pineda Biólogo por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Conduce el programa "La Duda Metódica" en su canal de YouTube: Eduardo Pineda. Divulgador de ciencia y huamanidades, ha colaborado en el CUPS y la DGB de la BUAP. Actualmente colabora con temas de filosofía y literatura los sábados por la noche en el programa "Veladas Literario Musicales" de la HR (1090 de AM) y en Lobo Radio (www.loboradio.mx) los viernes por la mañana. Conduce junto a Exal Muñoz el programa El Sendero de los Sauces en el 107.1 FM Vanguardia Radio en la Cd. de Huejotzingo, Puebla. Se desempeña también como responsable de Vinculación Internacional en la Secretaría de Vinculación de la Universidad Tecnológica de Huejotzingo e imparte cursos, talleres y conferencias acerca de ciencia y humanidades.

Be first to comment