“Retratos de Familia” poemario de Karen Plata (premio Elías Nandino 2015)

Compartir
IMG_8507
todos eran bolas de fuego con dientes, me dice, todos, y esta vez no reían

Dicen que no hay instrucciones para leer, que uno debería hacerlo cómo le dé la gana, en dónde se sienta más cómodo y bajo sus reglas. Esta premisa de lectura permite muchas cosas, descubrir cada libro de manera diferente.

Wislawa Zsymborska tiene un poema que habla sobre los lectores de poesía, que son pocos, al leerlo uno se pregunta por qué, qué tiene la poesía que dentro de la literatura es lo menos visitado. Las respuestas pueden ser muchas, yo  creo que tiene que ver con el miedo. Nos han enseñado que la poesía es algo muy grande, que para que un texto sea un poema, debe tener un valor que trasciende y palabras raras y formas que no entendamos completamente. Sobra decir que esta visión de la poesía ha cambiado mucho. Preocupados por su falta de lectores, los poetas han buscado renovarse, rasgar las vestiduras de la poesía tradicional, darles la vuelta y generar algo distinto, una forma del discurso sencillo, pero no por eso vacía, al contrario, mientras más “limpias” son tus palabras, mientras más puedas construir con ellas formas concretas, mayor será tu capacidad de transmitirlo todo.

La poesía contemporánea es una búsqueda de claridad, pero no de transparencia, la idea es que el poema sea comprensible, pero que a su vez construya muchos significados cuando llegue al lector.

A este punto, seguro te preguntas: ¿Y la reseña? No te preocupes, ya llegará, pero me pareció que era mejor hablar de todo eso antes de llegar a ella.

IMG_8509

A veces, vale la pena detenernos a mirar las cosas tranquilamente, estamos tan acostumbrados a la prisa que no le prestamos atención a los detalles y en ellos está, muchas veces, lo más importante, no hay que olvidar que el mundo existe más allá de nuestra vista y que lo que se oculta también tiene voz y rostro.

 Lo que no vemos habla con más fuerza, el silencio nos construye. Esa es, a grandes rasgos, la búsqueda de “retrato de familia”, construir una voz que diga más por todo lo que calla, con una fuerza capaz de sacarnos de nuestra zona de confort, de regresar la página y preguntarnos: ¿qué acabo de leer?

Retratos de familia es un libro que hay que leer, no importa si te gusta la poesía o no. Hay que leerlo por la frescura de sus páginas, no es la clásica poesía entrañable de recital de primaria, tampoco la cursilona que leemos en las paredes de un baño. No, la poesía de Karen Platas en retrato de familia busca devolvernos a nuestra intimidad, a ese espacio que es de todos en el que todo se dice, apenas en susurros, donde las miradas cuentan y hay que ver bien todo lo que se no se dice. Retrato de familia es un paisaje secreto, donde todos podemos entrar y encontrar algo que creímos perdido, un silencio, quizá, un recuerdo, nunca se sabe, en realidad, las cosas que valen la pena aquí son las que se advertimos en  silencio.

IMG_8505

Be first to comment