Prueba para el diagnóstico de la afasia en hispanoparlantes es diseñada por científicos BUAP

Redes Sociales

2000px-Brain_Surface_Gyri.SVG

 

  • La afasia afecta a un millón de personas al año, según datos del Instituto Nacional de Alteraciones Neurológicas e Infarto Cerebral
  • Pese a ser un padecimiento frecuente, la literatura especializada en el tema es escasa. Los investigadores de la BUAP buscan contribuir en su diagnóstico

BUAP. 13 de enero de 2016.- Científicos de la Facultad de Psicología de la BUAP diseñaron una prueba especializada para el diagnóstico efectivo y rápido de la afasia, en pacientes de habla hispana. Se trata de un padecimiento neuropsicológico que altera la capacidad de utilizar el lenguaje, a causa de algún daño cerebral.

La prueba Evaluación Clínica Neuropsicológica de la Afasia Puebla-Sevilla valora el estado funcional de cada uno de los mecanismos cerebrales en adultos y adolescentes hispanoparlantes, que manifiestan diversas formas de este padecimiento neuropsicológico, que en Estados Unidos afecta a un millón de personas anualmente, de acuerdo con el Instituto Nacional de Alteraciones Neurológicas e Infarto Cerebral.

En América Latina existe poca literatura sobre programas de rehabilitación para adultos con lesiones cerebrales en general, y con diferentes tipos de afasia en particular. Lo anterior, no obstante que éstas son una de las consecuencias más comunes de los accidentes automovilísticos, que a su vez son la principal causa de muerte en jóvenes.

En el ámbito nacional, la mitad de los pacientes son hospitalizados debido a enfermedades cerebro-vasculares, considerados como las principales causas de la afasia. Pese a la alta incidencia de este mal, el último censo del INEGI sobre casos de afasia fue realizado en 2002.

Yulia Solovieva y Luis Quintanar Rojas, académicos de la Maestría en Diagnóstico y Rehabilitación Neuropsicológica de la BUAP, formaron parte del equipo de trabajo que diseñó esta prueba para contribuir en el diagnóstico neuropsicológico, pues con ésta es posible conocer de forma efectiva y rápida el estado de funcionamiento de los factores neuropsicológicos básicos, durante la ejecución de las tareas relacionadas con el uso y dominio del lenguaje.

Solovieva, especialista en Psicología del desarrollo, Psicología pedagógica y Neuropsicología infantil y del adulto, hizo hincapié en que su protocolo incluye tareas elaboradas a partir de las características lingüísticas -cinestésicas y fonemáticas- del idioma español, y no traducidas de pruebas existentes en otros idiomas. Todas las tareas del protocolo son orales e implican comprensión y producción del lenguaje.

Dicha característica es fundamental pues la distingue de otras pruebas aplicadas en países de habla hispana, las cuales tienden a ser traducciones de instrumentos estandarizados en otros idiomas, a diferencia de su propuesta que está diseñada a partir de las particularidades del español.

 

El diagnóstico clínico-neuropsicológico de la afasia Puebla–Sevilla

Dra Yulia Solovieva 2-JMF

Los académicos de la BUAP diseñaron esta prueba en dos versiones: una completa y una breve, con el propósito de conocer las características cualitativas de las ejecuciones de los pacientes. Ambas incluyen siete apartados con los que se valoran los mecanismos neuropsicológicos de interés: la organización secuencial motora, la integración cinestésica, la integración fonemática, la integración espacial, la retención visual-verbal, la retención audio-verbal y la organización dinámica.

La diferencia entre ambas consiste en la cantidad de reactivos. La versión completa está integrada por 140 (20 para cada apartado), permite obtener información detallada acerca de las dificultades que presenta el paciente y profundizar en la descripción del cuadro clínico (síndrome neuropsicológico). La versión breve contiene sólo 70 reactivos, los cuales resultaron ser los más sensibles para identificar las siete formas de afasia.

En general, la prueba aporta información, en cualquiera de sus versiones, acerca de la dinámica de la evolución y de la recuperación del paciente (durante el proceso de rehabilitación), respecto a diferentes acciones verbales, como la repetición, la denominación, la elaboración de oraciones y la construcción de textos.

 

Un método eficaz

Autora de 30 libros y capítulos en libros y más de 100 artículos en revistas especializadas en el tema, Yulia Solovieva puntualizó que dicho protocolo de diagnóstico puede ser aplicado por neuropsicólogos, neurólogos, psicólogos clínicos, logopedas y terapeutas del lenguaje que trabajan con pacientes adultos y adolescentes, con una o varias formas de afasia. No obstante, para la adecuada interpretación de los resultados recomienda un mínimo conocimiento de las bases teórico-metodológicas de la Neuropsicología.

El tiempo promedio de aplicación de la versión completa es de 30 a 45 minutos y de la breve de 15 a 20 minutos. La doctora en Neuropsicología por la Universidad Estatal de Moscú señaló que la versión breve de la prueba permite obtener resultados valiosos de manera inmediata, ya que su aplicación sólo requiere de 15 a 20 minutos.

“Esto es importante sobre todo en las instituciones de salud que tienen una gran afluencia de pacientes y un tiempo limitado para su valoración y canalización adecuada”, enfatizó.

Además, la versión breve da la posibilidad de observar, de manera rápida y objetiva, los resultados parciales de la terapia de rehabilitación, en cualquier momento de dicho proceso (inicial, intermedio y final).

Ambas versiones se pueden aplicar de manera sencilla y cómoda, en cualquier momento de la evolución del paciente. Por otro lado, favorecen el establecimiento de un contacto positivo con éste, debido a que contienen tareas que son atractivas para su ejecución y no le exigen un esfuerzo especial adicional.

 

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment