El camino de hierro a Puebla

Compartir

Sinfonia Vapor004Por: Teresa Márquez Martínez

El 16 de septiembre de 1869 inició operaciones el ramal de Ferrocarril Mexicano que llegaría a Puebla, y entró en funciones también la elegante estación de esa ciudad. El gobierno liberal del presidente Juárez reafirmaba así la fortaleza de la República y celebra las fiestas que conmemoraban la Independencia.

Ignacio Manuel Altamirano, entonces ministro de la Suprema Corte, hizo una crónica de los acontecimientos, que apareció publicada por primera vez en El Renacimiento del mes de septiembre de 1869. Algunos fragmentos de ella ilustran el momento y el contexto del estreno de la obra musical Sinfonía vapor, compuesta ex profeso para tal ocasión por el maestro.

“Por fin al rayar la aurora la salva de veintiún cañonazos despertó a los habitantes: los que había de marchar a Puebla vistiéndose de prisa: a las ocho de la mañana se hizo la apertura de la Cámara de Diputados inmediatamente después se pasó a la Alameda donde Guillermo Prieto, tan pronto como dijo su última palabra, esquivó las felicitaciones de la multitud y echó a correr con dirección a Buenavista, seguido de los rezagados…”

“Ya veíamos a la hermosa ciudad extendida a corta distancia […] Oímos primero un inmenso zumbido, y como el tren caminaba a todo vapor, a pocos pasos, pero todavía como una milla de la ciudad, nos encontramos inmenso gentío que nos esperaba en masa en pie sobre los dos costados del camino. Entonces la locomotora, cual si quisiera saludar por primera vez con el poderoso que hizo estremecer los ecos del valle, agitó su soberbia corono de vapor y de humo, y rápida como el rayo, rodando sobre aquellos rieles vírgenes todavía, llegó hasta las puertas de Puebla en medio de los gritos inmensos de júbilo, del repique a vuelo de las campanas, de los acentos armoniosos del himno nacional y del estallido del cañón…”

Sinfonia Vapor005

Una sola circunstancia vino a sacarnos de nuestro arrobamiento. La tarde había estado serena; cuando llegamos aún se tendía en el cielo un hermoso arco iris, pero en los momentos mismos en que el gobernador del estado de Puebla, con sus numerosa, comitiva, precedida de los maceros y vestida de rigurosa etiqueta, se acercaba al vagón presidencial y saludaba al señor Juárez, las nubes se rompieron y descargaron sobre nosotros una catarata tremenda”.

Más tarde la comitiva se trasladó al Palacio de Gobierno donde “Mojados estábamos hasta los huesos, escuchamos los discursos y saboreamos las flores retóricas, enjugando nuestros cabellos y sintiendo deslizarse por los bolsillos”.

El caso es que las difíciles condiciones climáticas no disminuyeron el entusiasmo, y la obra del maestro Morales se estrenó sin la participación de la locomotora prevista en la partitura, pero sí en el Teatro Guerrero. Altamirano mismo hace la descripción: “Interrumpimos nuestra conversación porque notamos que la concurrencia escuchaba silenciosa los primeros acordes de la gran pieza musical de esa noche, anunciaba como un acontecimiento, y que en nuestro concepto no era indígena del anuncio.”

Melesio Morales le puso por nombre Sinfonía vapor, también conocida como La Locomotiva. Más de cien músicos ejecutaron la pieza, “en la que el compositor […] hizo prodigios de imitación armónica, inventando a propósito nuevos instrumentos para reproducir fielmente el rugido del vapor, el silbido de la máquina y hasta el rodar de los carros en los rieles de fierro.”

“El maestro Morales ha hecho una pequeña obra muestra, un capricho delicioso que aumentará su nombradía en el mundo musical.”

Sinfonia Vapor009

Hoy, el aniversario 146 de nuestra estación motiva que se interprete esta obra en sus propios andenes y con la intervención de fierras ferroviarias históricas. Este concierto de gala es posible gracias a la participación de la Orquesta Filarmónica 5 de mayo, que nos permite disfrutar esta composición de manera cercana a como fue concebida originalmente.

Asimismo, un voto de gratitud a Ferrosur, al Ferrocarril Mexicano, al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, al Ferrocarril Coahuila-Durango, al Ferrocarril Chiapas-Mayab, a Transportación Ferroviaria Mexicana, y al Ferrocarril y Terminal del Valle de México que hicieron posible, con su patrocinio, la realización de este evento. Especial mención merece la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que creyó en el proyecto y se arriesgo en el mismo con nosotros.

Melesio Morales

1838

Nace el 4 de diciembre, en la ciudad de México.

1847

Comenzó a recibir sus primeras lecciones con el maestro Jesús Rivera, con quien estudió durante tres años. Más tarde se inscribió en la Academia de Agustín Caballero, ubicada en la calle Canoa. Allí estudió tres meses la curricula básica y después recibió la cátedra de acompañamiento con el maestro Felipe Larios. La Academia tuvo que cerrar pero el profesor Larios continuó dándole lecciones privadas de armonía hasta que concluyó el curso

1850

Empieza a crear sus primeras composiciones: valses, polkas, canciones, redovas, mazurcas, entre otras piezas ligeras.

1851

Da lecciones de música, y ahorra para marcharse a Europa a continuar sus estudios. En ese tiempo comenzó a escribir su primera ópera: Romeo y Julieta.

Estimulado por su antiguo profesor Jesús Larios y por sus amistades comenzó a recibir clases de instrumentación con Antonio Valle.

1856

Concluye la ópera Romeo y Julieta. Crea la Escuela Italiana de Ópera en México

1866

Viaja a Italia para estudiar con Teódulo Mabellini, con una subvención de Antonio Escandón. Estrena con éxito en Florencia el drama lírico en dos actos Ildegonda.

1869

Regresa a México y compone, por encargo del empresario Antonio Escandón, la obertura del concierto Sinfonía vapor, también conocida como La Locomotiva, que se estrena en el Teatro Guerrero, de la ciudad de Puebla, durante los festejos de inauguración del ramal ferroviario de Puebla-Apizaco de la Compañía del Ferrocarril Mexicano, en presencia del presidente de la República Benito Juárez

1877

Se estrena la ópera Gino Corsini, que bosquejó en los años que estuvo en Italia.

1898

Escribe ABC. Teoría musical, texto obligado en el Conservatorio por muchos años.

1908

Fallece el 12 de mayo, en la ciudad de México. Deja sin estrenar las óperas Carlo Magno, La tempestad, El judío errante y la reminiscente Anita, cuyo tema se desarrolla durante el sitio de Puebla, única ópera en que Morales se permite un matiz local.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment