Científico de la BUAP avanza de la especulación racional a una realidad sorprendente

Compartir

Dr Gustavo Rubín Linares-JMF 1

 

  • Gustavo Rubín Linares, de la FCC, ha creado robots con aplicaciones en medicina, medio ambiente y servicios

 

BUAP. 1 de diciembre de 2015.- Gustavo Rubín Linares, científico de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC) de la BUAP, es uno de los visionarios que forman parte de la comunidad científica y de ingenieros a nivel mundial, que con su esfuerzo hacen de las escenas futuristas una realidad sorprendente, en las que robots y humanos conviven cotidianamente, como en los filmes de ciencia ficción.

Su especulación racional le ha permitido diseñar prototipos inéditos, como un humanoide asistente con múltiples aplicaciones. Que suene como a caricatura, no es casualidad.

En el Laboratorio de Robótica Móvil de la FCC, por él coordinado, se han diseñado robots en los que se vislumbran diversas oportunidades de desarrollo por sus ya probadas aplicaciones en medicina, medio ambiente y servicios, entre otras áreas. Un robot hexápodo para rescate, otro limpia playas y uno más para la asistencia médica y doméstica, son parte de su tecnología.

Dr Gustavo Rubín Linares-JMF 2Rubín Linares, quien es miembro del BlackBerry Academic Program, para el desarrollo de cómputo móvil e infraestructura tecnológica, considera que el éxito de muchos países de primer mundo se debe a los avances científicos y tecnológicos adoptados. Así, las naciones más desarrolladas tienen entre otros indicadores el uso correcto de las tecnologías en distintos aspectos, desde el social, hasta el económico, sin descuidar el ámbito cultural.

“Lo que tenemos que hacer es proponer desde la academia proyectos con visión social para resolver lo que allá afuera se necesita, pues concibo a la robótica como un mecanismo para atender necesidades, no un lujo o simple comodidad”, subraya.

Por esa razón, participa continuamente en actividades de divulgación científica, “pues necesitamos gente que cuente con las habilidades necesarias para llevar a cabo esta labor, una de las tareas más difíciles desde el punto de vista científico, ya que requiere de niveles elevados de matemáticas y abstracción”.

Formó parte del comité organizador que hizo posible el Record Guinness por el mayor número de robots pedagógicos funcionando al mismo tiempo, controlados por un celular, en 2014. Fue también miembro del comité local del Torneo Mexicano de Robótica 2013. Asimismo, colabora como evaluador y asesor del programa Jóvenes Investigadores, de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP, cuyo objetivo es incentivar la vocación científica en los universitarios.

 

Una realidad sorprendente

Se le pregunta sobre una de las creencias más extendidas, asociadas a la tecnología.

-Mucha gente cree que los robots o aplicaciones robóticas, al ser utilizados para cubrir determinadas necesidades, incrementan el número de desempleados, pues suplen incluso con mayor eficiencia la mano de obra de los seres humanos. ¿Qué opina al respecto?

El también miembro del comité editorial de International Journal of Control Science and Engineering (SAP) responde con certeza:

-Seguramente lo que pasará es un reajuste de empleos. Hoy tenemos personas haciendo trabajos que no deberían realizar, algunos incluso denigrantes. Los robots harían esas labores para que las personas puedan trabajar a partir de sus necesidades y habilidades.

Dr Gustavo Rubín Linares-JMF 3

“Asimismo, la robótica ampliaría la oferta laboral, pues claramente alguien tiene que diseñar, programar y fabricar los prototipos. Alguien tiene que hacer ciencia”, agrega.

En su área de trabajo, tapizada por circuitos, tarjetas de control y otros tipos de hardware, Gustavo Rubín Linares, doctor en Ciencias con especialidad en Óptica, por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, exhibe algunos de sus prototipos.

De entre tantos cables y aparatos, destaca un robot en forma de humano. “Es el asistente”, dice. Se trata de un humanoide que fue programado para la asistencia médica, en el área de rehabilitación física, ya que ayuda a pacientes en sus prácticas fisioterapéuticas.

Con un interfaz amigable, este humanoide tiene también las funciones de suministro de medicamentos, recordatorios, llamadas de emergencia, reconocimiento de imagen, servicio en general, así como soporte y ayuda para caminar. Es útil en hospitales y hogares por sus múltiples aplicaciones.

El también colaborador de la Agencia Espacial Mexicana señala que su interés por generar prototipos que beneficien a la humanidad, con recursos de muy bajo costo, surgió durante el Torneo Nacional de Robótica 2012, organizado por la Federación Mexicana de Robótica. En ese entonces diseñaron un dispositivo para atender un problema ambiental grave: la contaminación de las playas.

El robot limpia playas, junto con el humanoide asistente y el robot para rescate de personas, también diseñado en el Laboratorio de Robótica Móvil, constituyen parte de sus logros académicos, artilugios que antes se proyectaban sólo en películas y que hoy hacen de esta realidad algo “sorprendente”.

 

“La robótica para México es fundamental”: Rubín Linares

Irónicamente, su principal pasión son el cálculo y las matemáticas, no los amigos de Isaac Asimov. Este interés lo llevó a la Facultad de Ciencias de la Electrónica de la BUAP, en donde rebotó de un área a otra: física, materiales, etcétera.

Finalmente, aterrizó en el área de Arquitectura de Computadoras, donde trabaja en el procesamiento de señales y sistemas digitales. No obstante, siempre estuvo acompañado de la robótica.

“La robótica para México es fundamental. Viajando a diversas comunidades, hemos encontrado centros de salud, tierras de cultivo, granjas o diferentes espacios que necesitan urgentemente de tecnología, no necesariamente sofisticada, pues vimos que muchos problemas se resuelven con aplicaciones muy simples, incluso con proyectos de asignatura”, señala.

Con un temple relajado, siempre cauteloso, el investigador con 10 años al servicio de la BUAP plantea una escena peculiar: “imagina un partido reñido celebrado en 2050, entre la mejor selección de soccer del mundo, con los mejores futbolistas de todos los clubes, contra un equipo integrado por humanoides. Parece una escena de ficción, ¿no es así?”.

En el camino para lograr un humanoide con tales capacidades, agrega, se desarrollan y perfeccionan todos los sistemas de prótesis y sistemas de control, entre otras tecnologías muy importantes para muchas áreas.

Su final de campeonato, por tanto, puede considerarse como una visión de ciencia ficción, o, según los novelistas Eduardo Gallego y Guillem Sánchez i Gómez, como “una narración imaginaria que no puede darse en el mundo que conocemos, debido a una transformación que altera las coordenadas científicas, espaciales…de tal modo que lo relatado es aceptable como especulación racional”.

Así, con sueños, disciplina constante y la participación de estudiantes, quienes finalmente son los ejecutores de dichas visiones, Gustavo Rubín Linares se ha propuesto extender los beneficios de la ciencia y la tecnología, al mismo tiempo que inspira a otros a ir más allá de lo que vemos.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment