Si eres de Teziutlán, debes de leer esto

Compartir

Teziu2

Teziutlán, Teziuyotepetzintlan, la Perla de la Sierra o simplemente Teziu está ubicada en la sierra nororiental; es la unión de culturas, creencias, formas de vida, y de diversas maneras de conceptualizar la manera de inventar lo que somos, los que nos dejaron y lo que podemos construir a partir de ahora. Durante siglos ha sido la comunidad más próspera de la región serrano-costeña, por circunstancias relacionadas fundamentalmente por su ubicación geográfica, su desarrollo es notable en todos los ámbitos: sociales, económicos y culturales. Dice la historia que cuando los españoles llegaron a Mexcalcuautla les obsequiaron una gallina con pollitos de oro macizo, lo que quiere decir que ese precioso metal ya existía en la región aun antes de la fundación de Teziuyotepetzintlán; después, fue el paso obligado del centro del país al golfo y viceversa por lo que se convirtió en centro comercial y de abasto ya que muchos enceres se trabajaban en la llamada Perla de la Sierra para distribuirlos en todas las comunidades aledañas. Con el paso del tiempo, mereció reconocimiento especial la elaboración de puros que llegaron a comercializarse en Europa y qué decir de las minas de San Diego, La Aurora y la Providencia que dieron vida y riqueza a familias que vieron arraigado su espíritu empresarial en esta tierra, eso sin dejar de lado las fuentes de empleo que generaban.

Teziu4

Llegado el siglo xx y con la puesta en marcha del ferrocarril interoceánico que se inauguró el 5 de mayo como un agradecimiento a los teziutecos por parte de don Porfirio Díaz, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, por la lucha que en la sierra se dio contra los invasores franceses cuando la patria más lo necesitaba. Con el ferrocarril pues, llegó la modernidad y el progreso a Teziutlán. Años más tarde, después de la revolución, tres hermanos de apellido Ávila Camacho ocuparon los cargos más importantes en el país y en el estado y ellos le dieron un trato especial a la tierra que los vio nacer, a Teziutlán le crearon escuelas, hospitales, carreteras, muchas condiciones que mejoraron los escenarios de vida de los que aquí habitaban. Por muy controversiales que hayan sido en su manera de gobernar, sobre todo la de Maximino, Teziutlán cambió su imagen, para bien.

Teziu3

Después de eso, Teziutlán mantuvo un prestigio en toda la región por tres razones:

  1. Fue un espacio educativo que atrajo a estudiantes de toda la región serrano-costeña para poder aspirar, después de la secundaria y preparatoria, a estudiar una carrera profesional en Puebla, Veracruz o el Distrito Federal. Desde hace casi dos décadas es centro de atracción de alumnos que estudian una licenciatura en uno de los diversos centros educativos o universidades que se ofrecen en Teziutlán.
  2. Es asiento de los poderes eclesiásticos católicos ya que la Diócesis de Papantla tiene su sede en Teziutlán desde 1931 en que se creó ésta y la Virgen del Carmen fue proclamada patrona de la Diócesis.
  3. En materia laboral se convirtió en un importante centro de maquila donde, desde los años 70 del siglo pasado, varios empresarios empezaron a dar empleo a miles de serranos que hicieron de la maquila su fuente de empleo y ellos convirtieron a esta labor en una recurso sustentable en toda la región, hoy, decenas de fábricas, grandes y pequeñas, algunas totalmente familiares, dan sustento a familias que dependen de esta actividad, de hecho, casi 25000 personas son consideradas población flotante, ya que de los municipios aledaños de Teziutlán viajan para laborar en la maquila y los fines de semana regresan a sus comunidades.

Teziu5

Así, podemos decir, que pocos conocen la Sierra Norte del estado de Puebla y su realidad. Aunque muchos viven en ella, sólo algunos están al tanto de las condiciones sociales, culturales y económicas por las que cotidianamente pasa nuestra gente. Hoy, las vialidades y la tecnología nos ayudan para acercarnos a los pueblos, nos hace aproximarnos a estos lugares, llenos de magia, con hermosos paisajes, con gente buena que tiene el deseo de prosperar y salir adelante, y muchos han confundido el progreso con el daño al medio ambiente o a las condiciones naturales de nuestro entorno. Por ello vemos que aun cuando en las grandes ciudades de nuestro país el desarrollo se nota cada día más, en lugares de nuestra región el atraso es cada vez más palpable. Para fortuna de muchos en algunas poblaciones de la Sierra se empezaron a crear fuentes de  trabajo, escuelas de nivel básico, técnico y profesional, lo que nos da a entender que el abismo existente para el desarrollo serrano se ha ido aminorando. Ojalá que no sólo algunos tengan oportunidad de trabajar o de estudiar, sino que todos aprovechemos las oportunidades que a otros, en otras épocas, la vida les negó.

El compromiso de todos nosotros es el de mejorar las condiciones para que los que vienen caminen mejor y se desplacen con más facilidad.

Es justo entender que las ciudades o los pueblos no nos pertenecen, más bien nosotros pertenecemos a esos lugares y sus condiciones históricas y sociales son parte de nuestra idiosincrasia, parte del legado de nuestros abuelos, de nuestros padres y parte de lo que vamos a heredarle a nuestros hijos, porque adoptamos a esos pueblos o a las ciudades por que nos identificamos con lo que ahí hay, aun cuando no hayamos nacido en esas tierras. Nosotros estamos de paso y lo que hagamos por nuestro pueblo será agradecido por las generaciones que lleguen después de nosotros.

teziu6

Los que tienen el privilegio de vivir en Teziutlán deben participar en su desarrollo, en la recuperación y preservación de las tradiciones culturales que nos dan identidad, participar de la comida que se ha generado en esta tierra y que así como respetamos y nos admiramos de las construcciones de antaño también nos sintamos orgullosos de sus actividades culturales, religiosas y de su gastronomía porque eso es la idiosincrasia y nos hace ser mejores con lo que amamos y por tanto nos hace ser mejores seres humanos y mejores serranos; para ser mejor por nosotros mismos, porque si somos mejores, si creemos en nosotros y en lo que hacemos mejoramos las condiciones de nuestra familia, de nuestro pueblo, de nuestro estado y, por supuesto, de nuestro país.

Este libro con 118 fotografías de la primera mitad del siglo xx es un calidoscopio, da cuenta de una ciudad poderosa que logró ser considerada durante siglos como el Puerto de la Sierra. También se publican algunas fotografías de los años cincuenta, sesenta y una de los 70 que por su belleza y por la importancia documental decidimos incluirlas. Espero que contribuya a las múltiples expresiones literarias que día a día se presentan por periodistas, historiadores, cronistas o por personas, que como yo, sólo hacen la labor de escribir sobre la tierra que los vio nacer por el amor que cada quien le tiene. Espero que los jóvenes conozcan esta obra y comparen la ciudad de antaño con la que tienen hoy y analicen las ventajas y desventajas de cada época y que a los adultos mayores les sirva para identificar lo que ya pasó y que los haga revivir por un momento lo que anduvieron en las calles de ayer o en los lugares que siendo bosque o campo vino a ser arrasado por las construcciones y las calles que hoy cambiaron la imagen y son símbolo de “modernidad”.

(El presente fragmento fue tomado del libro “Teziutlán bajo la mirada”de José Luis Olazo, editado por la Dirección de Fomento Editorial BUAP. Libro que será presentado el 20 de noviembre de 2015 a las 16 hrs. en el Museo de la Revolución de la Ciudad de Puebla.)

1 Comment

  • Responder noviembre 25, 2015

    Gloria Ramírez toledano

    Mi tío abuelobtrabajo con el general Máximino. Y mi madre es descendiente de Don Vicente Lombardo Toledano nacido en Teziutlan. Y yo fui compañera del uno de los hermanos Olazo. Mis felicitaciones por su libro.

Leave a Reply