El legado de los Minutemen en la música

Compartir

MINUTEMEN

Juan Carlos Báez

Tratar de definir lo que los Minutemen son y significan para toda una generación, es muy difícil. Si bien pertenecían a la escena de hardcore de los 80, el trío conformado por D. Boon, Mike Watt y George Hurley hizo algo muy distinto a lo que se tenía conceptualizado en esa época, y que el impacto que ellos tuvieron con su propia simplicidad y sonido sigue impactando en la actualidad.

La banda formada en San Pedro, California tuvo su comienzo cuando D. Boon, guitarrista del grupo, conoció a Mike Watt a la edad de 13 años. Tiempo después, se les uniría George Hurley con quien formarían, primero, The Reactionaries, una banda de punk que contaba también con Martin Tamburovich, que fungía como vocalista. Al romperse The Reactionaries, Boon y Watt formaron Minutemen, y Hurley tocaría con Hey Taxi! una banda de hardcore punk. Tras la insistencia de ambos, Hurley finalmente se unió en Junio de 1980, y teniendo su primer show como teloneros de Black Flag.

Sacaron todos sus discos por medio de SST, sello creado por Greg Ginn, guitarrista de Black Flag. Con influencias poco usuales en su repertorio (como Creedence, Blue Öyster Cult, así como grupos más a llegados al punk como The Pop Group), la banda creó un estilo experimental y ecléctico, en canciones de un minuto o menos, donde la velocidad, el ritmo de funk y los temas políticos serían un algo característico del grupo.

En tan sólo 5 años, los originarios de California grabaron 4 LPs y 6 EPs, de los cuales, su obra maestra es Double Nickels on the Dime, realizado en 1984 y contando con 43 canciones y un concepto vago, en donde tocan temas como el racismo, la clase obrera y la guerra. La ambición de los Minutemen al saber que sus contemporáneos Hüsker Dü habían hecho un disco doble, los hizo experimentar con otros géneros tales como el jazz, folk, spoken word y funk, logrando así, hacer un parteaguas en el punk y dando un paso para la creación del rock alternativo de los 90s.

The Minutemen a pesar de su corta carrera, fue una de las bandas que jamás temió a experimentar, porque ellos amaban la música, y lo hacían todo por su cuenta (DIY), sin buscar la ambición por la fortuna. Grababan bajo un presupuesto econo (económico) pero con una calidad y pasión increíble, de la cual muchos grupos carecían en su momento. Con todo esto, los Minutemen terminarían en 1985, con la muerte de D. Boon en un accidente automovilístico a los 27 años.

Minutemen es la mejor banda punk en la historia. ¿Por qué? Simple y sencillamente por el hecho de que ellos no encajaban en ese molde: tocaban algo tan distinto que era más punk que cualquier otra banda de hardcore de esa década; porque entre el amor y la pasión nos dejaron música completamente honesta y de calidad. Porque así como el punk rock cambió sus vidas, los Minutemen cambiaron el punk rock.

 

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment