La BUAP, ejemplo de proyectos innovadores en beneficio de la comunidad

Compartir

Humanoides, Dr Pinto 2-JMF

La Máxima Casa de Estudios en Puebla adquiere “humanoides” para tratar problemas de lenguaje y de comportamiento. Serán capaces de ver, escuchar y sostener diálogos

 BUAP. 2 de junio de 2015.- Con la reciente adquisición de dos robots humanoides, similares a los seres humanos, la BUAP se coloca a la vanguardia tecnológica y se erige como la primera universidad de América Latina, y una de las pocas del mundo, que posee estos desarrollos de última generación. Se trata de androides que serán utilizados en la rehabilitación de niños con problemas del lenguaje, detección de desórdenes de comportamiento en jóvenes y terapia ocupacional geriátrica.

Los “humanoides”, un torso completo y un robot pequeño, serán capaces de escuchar, ver y sostener un diálogo con una persona, gracias a modelos del lenguaje y métodos computacionales que serán desarrollados por investigadores de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC) de la BUAP, en colaboración con un grupo multidisciplinario en las áreas de Mecatrónica, Psicología, Matemáticas y Electrónica.

Humanoides, Dr Pinto 4-JMF

Mediante un sistema virtual será posible programar movimientos y expresiones deseados en los robots; es decir, abrir la boca, mover los ojos o la cabeza, sonreír, hacer muecas o expresar tristeza.

Tras señalar que dicha adquisición es parte del proyecto “Humanoides BUAP”, David Pinto Avendaño, del grupo de investigación de Ingeniería del Lenguaje y del Conocimiento, de la FCC, precisó que ambos contarán con piel sintética, parecida a la de los seres humanos, y cerca de 34 motores en el rostro que les permitirán expresar estados emocionales.

Con la ayuda de cámaras de alta resolución, el “humanoide” más grande podrá hacer un análisis de las facciones de la persona con quien dialoga, para determinar su estado de ánimo, si se encuentra triste, enojada o alegre. De igual manera, cuenta con micrófonos que permitirán grabar la conversación, transferirla a un texto y a través de un estudio del lenguaje identificar las emociones, explicó.

Humanoides, Dr Pinto 3-JMF

Con la reciente adquisición de dos robots humanoides, similares a los seres humanos, la BUAP se coloca a la vanguardia tecnológica y se erige como la primera universidad de América Latina, y una de las pocas del mundo, que posee estos desarrollos de última generación

El humanoide será útil en la rehabilitación de niños con problemas de desorden del lenguaje: “La idea es que los infantes dialoguen con el robot y que éste corrija palabras que no pronuncian bien, mediante la repetición. El efecto de la empatía será mucho más fácil para los niños, al interactuar con un dispositivo amigable”, precisó.

David Pinto Avendaño, doctor en Informática por la Universidad Politécnica de Valencia, España, dio a conocer que junto con los “humanoides” se adquirieron dos diademas de lectura encefalográfica, cuya función es leer las señales de la corteza cerebral de los usuarios, para enviarlas al robot y de este modo tener un conocimiento del estado de ánimo de la persona en ese momento.

Cada uno de los “humanoides” es capaz de recordar el nombre de su interlocutor y reproducirlo al momento de tener una conversación, por lo que en un futuro cercano se podrían utilizar como asistentes universitarios, que brinden información a profesores y estudiantes.

Humanoides, Dr Pinto 1-JMF

Este proyecto interdisciplinario ha sido posible con el apoyo de Proyectos de Infraestructura del Conacyt

En este proyecto, ya se tiene planeado comenzar una colaboración con investigadores de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE), para diseñar una mano que pueda ser adaptada al “humanoide” del torso, la cual podrá moverse y dispondrá de un dispositivo háptico que permitirá a la persona que lo manipule sentir lo mismo que el robot al momento de agarrar algo.

La adquisición de los dos robots y las diademas representó una inversión de casi 2 millones de pesos, cantidad que fue asignada en los Proyectos de Infraestructura 2014, del Conacyt. Los dispositivos fueron comprados a la empresa estadounidense Hanson Robotics. Durante los siguientes meses se trabajará en la programación de los mismos. Con esta tecnología, la BUAP ha trazado el rumbo que las instituciones del país deben seguir en materia de innovación.

 

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment