Degradan con ozono contaminantes del agua

Redes Sociales
alberto-lopez-lopez

Liderado por el doctor Alberto López López, el proyecto ejecutado a nivel piloto es una alternativa para eliminar los EDC bajo el principio químico de óxido-reducción con ozono, que permitirá proveer el vital líquido para consumo humano en un futuro cercano.

Actualmente, existe interés científico por contaminantes emergentes presentes en algunos ríos y lagos que sirven como fuente de abastecimiento de agua potable. Estos contaminantes se encuentran en concentraciones de micro y nanogramos por litro y son de baja biodegradabilidad, presentes en plaguicidas, plastificantes, surfactantes, solventes, fármacos, hormonas, entre otros. Algunos son considerados compuestos disrruptores endocrinos (EDC, por sus siglas en inglés), es decir que alteran o perturban el sistema endocrino (procesos de autorregulación del metabolismo y de reproducción de los seres vivos). Para degradarlos y eliminarlos del agua, en el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) desarrollaron el Proceso de Oxidación Avanzada utilizando Ozono (POA-03).

El investigador responsable, el doctor Alberto López López, explicó que el procedimiento con el que se eliminan esas sustancias consiste en pasar el agua por un reactor bifásico al que se le aplica una corriente de ozono –que es un gran oxidante de materia de baja biodegradabilidad– y que, bajo ciertas condiciones de temperatura y potencial de hidrógeno (pH), son degradadas en más de 95 por ciento a un nivel de mineralización.

Print

El doctor en Ingeniería Ambiental por el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Toulouse, Francia, detalló que el ozono es un gas con alto poder oxidante; de ahí que en el proyecto se plantee para el tratamiento de aguas superficiales, o bien, para la etapa terciaria de consumo.

“Los sistemas de purificación utilizan procesos de coagulación, filtración y desinfección, pero estos procesos no son suficientes para degradar este tipo de contaminantes; entonces necesitaríamos agregar una etapa más que es el proceso de oxidación avanzada que desarrollamos, el cual es capaz de degradar los compuestos en cuestión de dos minutos”, dijo el también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Degradación eficaz

El investigador, quien recibió el premio Ciudad Capital Heberto Castillo en su edición 2012 –otorgado a científicos mexicanos en el área de medio ambiente–, detalló que tras varias pruebas a nivel laboratorio y su validación a nivel piloto, han logrado la eliminación de los EDC en una relación superior a los procesos convencionales de purificación, que solo alcanzan el 50 por ciento.

“Nuestro proceso es diferente porque degrada, no elimina. Una filtración lo que hace es retirar del agua pero lo pasa a un medio sólido o semisólido, o lo retiene a través de membranas. En el caso de nosotros, el proceso degrada, y lo hace en un tiempo relativamente corto, contrario a otros procesos que les lleva varias horas”, abundó.

Explicó que los EDC representan un riesgo potencial para la salud humana, pues se les asocia a problemas de los sistemas reproductores femenino y masculino; algunos de ellos son precursores de cáncer de mama y próstata.

Estos compuestos están presentes en el agua superficial, suelo y aire, sobre todo se encuentran en solventes, plaguicidas organoclorados, retardantes de flama, plastificantes y hormonas sintéticas y naturales.

limpieza-agua-ozono02De acuerdo con el científico, quien además es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel I, el POA-O3 podría integrarse en la última etapa de un sistema de potabilización del agua, pues ya cuentan con la patente titulada “Proceso para degradar compuestos recalcitrantes presentes en el agua” otorgada en 2014, y están a la espera de realizar la transferencia tecnológica.

Asimismo, consideró que puede sentar un precedente para regular la presencia de este tipo de compuestos a través de las normas de calidad del agua y reducir los riesgos de salud pública.

El proyecto, que fue desarrollado por un grupo de investigadores del Ciatej –que pertenece al Sistema de Centros Públicos de Investigación (centrosconacyt.mx) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)–, del Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Toulouse (Francia) y de la Universidad Politécnica de Valencia (España), contó con el apoyo de la Convocatoria de Ciencia Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Conacyt.

El también director del área de Tecnología Ambiental del Ciatej actualmente trabaja en la degradación de contaminantes emergentes como el bisfenol-A, que tiene un uso común en la industria del plástico.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment