El síndrome de Asperger es un trastorno infantil en el que se altera el desarrollo de la socialización y comportamiento

Compartir

Día-Internacional-del-Síndrome-de-Asperger1

  • Las primeras descripciones del padecimiento fueron realizadas por el neuropediatra austríaco Hans Asperger en 1944
  • Se presenta con mayor frecuencia en niños que en niñas

El síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista, su diagnóstico puede ser un tanto difícil por ser neurocerebral, ya que no existen pruebas como los análisis de sangre que lo demuestre, por lo tanto su diagnóstico consiste en una exploración física que hace el pediatra desde los 18 meses hasta los dos años de edad, comento, Héctor Sarquíz Aguilar, especialista egresado de la Facultad de Psicología de la BUAP.

Afirmó que en los trastornos del espectro autista hay una evaluación del desarrollo, que consiste fundamentalmente en un análisis de como el niño avanza en sus características intelectuales manifestadas a través del lenguaje, conductas como el juego y la relación que tiene con los demás niños. Las causas, aunque se consideran que son genéticas, no hay todavía un gen determinado o una característica especifica que pueda ser determinante del autismo como tal.

asperger

El Asperger a menudo se considera una forma de autismo de alto funcionamiento, porque existe una dificultad para interactuar socialmente con el entorno del niño y la repetición de algunos comportamientos, sin embargo, su desarrollo intelectual y la curiosidad que tiene de su medio son normales. En 1944 el Dr. Hans Asperger lo determinó como una psicopatía autista.

Sarquíz Aguilar, mencionó que la causa exacta se desconoce, pero es muy probable que haya una anomalía en el cerebro. Es un padecimiento generalizado del desarrollo cuya principal diferencia con el autismo es que hay casos en donde los menores no tienen ningún retraso cognitivo, intelectual ni de lenguaje. Puede darse con mayor frecuencia en niños que en niñas; si bien las personas que lo padecen tienen dificultades sociales, a veces cuentan con una inteligencia por encima del promedio normal.

Los pequeños con Asperger son demasiado obsesivos con objetos como los teléfonos celulares, juegos de video, computadoras o algún tema en especial que sobrepase su interés y el tiempo de uso. No se aíslan de su entorno como ocurre con los niños con autismo, sin embargo, demuestran muy poco interés por las emociones de los demás. Concluyó que, actualmente existen tratamientos que funcionan como elementos de ayuda como la fisioterapia, la equinoterapia o en general el contacto con animales. La ludoterapia ha desempeñado un papel muy productivo en la motivación de los niños por los juegos y el factor sonrisa.

Be first to comment