De mujeres, ¿mujeres y traiciones? Relatos de ardor y lubricidad de Omar Delgado

Compartir

 

De mujeres y traiciones

Foto: Óscar Alarcón. Abismos Casa Editorial/Disculpe las molestias Ediciones

 

Omar Delgado (Ciudad de México, 1975) ha construido un libro de relatos que cuestionan cara a cara el título de una canción que se hizo famosa por el trato que se les daba por parte de las féminas a los hombres: “yo soy uno de esos seres que más ha soportado los fracasos”. Pobrecitos hombres.

Y el cuestionamiento en el título viene más a colación cuando leemos los cuentos en donde no son ellas las que victimizan al hombre como rezaba aquella canción en dos polos: la bondad y la maldad del mundo, lo que es más, de manera deliberada no intentan maltratar a nadie, y hasta se puede decir que sólo buscan un momento de sano esparcimiento.

La vida está llena de matices y más que suplicarle al compañero que no hable en nuestra presencia de las damas, en De mujeres, ¿mujeres y traiciones? cada uno de los protagonistas de las historias parece disfrutar de las situaciones creadas, sin intención, por las mujeres del libro. Cada historia nos da prueba de que cualquier persona puede verse sorprendida por la vuelta de tuerca que la vida nos tiene deparada.

Omar Delgado

Foto: Facebok

Los 5 relatos giran alrededor de una figura femenina, ya sea de una femme fatale o del imaginario colectivo de un par de amigos que están enamorados de una bailarina exótica, y que se enfrenta ante el enojo de la esposa de uno de ellos. En “Toda una dama” asistimos al abuso que el Tercera Base sufre por parte de su cuñado el Chairas, quien es un personaje gandalla, que busca sacar provecho a costa de otros sin hacer nada, un mexicano en toda la extensión de la palabra, pues. Y abusa y prostituye a su cuñado con una mujer que no sólo es bella sino también es esposa de un poderosopolítico. Y así como no hay políticos pobres, la mujer suelta la lana para que el Tercera Base sea llevado en su presencia. Pequeño detalle que no está de más contar: el Tercera Base es un costal, sin brazos ni piernas, y la señito, como le llama el Chairas, practica un fetichismo: la acrotomofilia —es decir la excitación con personas amputadas o que no tienen algún miembro del cuerpo—.

En el segundo cuento y siguiendo con los fetiches, que aunque son lugares comunes dentro del libro no son de Omar Delgado, sino más bien son de éste quien escribe, nos encontramos con la ailurofilia —le evitaré nuevamente la búsqueda en el diccionario: pues se trata de la atracción por los gatos—, pues “Pussy cats” es un cuento corto pero con toda la crueldad de quien cree tener a una mujer y nos resulta el tiro por la culata.

Pero basta de los adjetivos y que cada uno sea libre de practicar sus fetiches. En “Inocente la pobre” se nos abre la puerta a un relato con el narcotráfico como telón de fondo, sin que se presente lo común de los disparos percutidos por un macho. Aquí nos enfrentamos ante el rumor de un narco que tiene una disfunción eréctil y dada su nula peligrosidad le es encomendada una tarea nada sencilla y que hace fluir la adrenalina: bañar a la hija de una de las señoras del narco más importantes, pero que tiene un retraso mental. El profe, personaje protagonista de este relato, suda la gota gorda al admirar el cuerpo de la Güera sin entender por qué le fue encomendada esa faena, pequeño detalle: la Güera es una mujer extremadamente cachonda y bella.

En “Zulema” nos encontramos con la creación de los imaginarios colectivos, del cuento no diré nada pues dar más detalles sería echar a perder una excelente narración con un final sorpresivo, y que sería imperdonable contarlo aquí.

“Así es el amor” cierra el volumen y rompe con la línea literaria que llevaba el libro, pero esto no impide que apreciemos un cuento que nos sacudirá, y por ello es que es un acierto editorial dejarlo al final. Se trata de un cuento cercano a la literatura fantástica y que tiene en Amy, la chica gorda del pueblo que de un momento para otro adelgaza, como a la más terrible de todas las mujeres que aparecen en el libro. Todos aquellos que la veían con desagrado comienzan a voltear sus miradas y a seguirla hacia donde ella se dirige. Todos incluyendo al Micky, un mecánico que detesta su profesión y que prefiere vivir la vida como un gigoló. El encuentro entre la ex gorda y ahora escultural Amy se pactará de manera inmediata, lo que nos lleva a sospechar que las cosas no son del todo normales. La maestría con la que Omar Delgado finaliza el cuento nos hace ver que es un escritor curtido, con una trayectoria que en poco tiempo comenzará a hacerse presente, pues el giro es sorprendente y deja al lector con la pregunta ¿qué fue lo que pasó ahí adentro?

Omar Delgado es autor de Ellos nos cuidan (editorial Colibrí, 2005). Obtuvo el segundo lugar en el concurso de ensayo “Carlos Fuentes” de la Universidad Veracruzana. En 2011, su novela El caballero del desierto obtuvo el “Premio Iberoamericano de Novela Siglo XXI Editores”, y en ese mismo año obtuvo el primer lugar en el concurso nacional de cuento “Magdalena Mondragón”. Con De Mujeres, ¿mujeres y traiciones?, Omar Delgado no sólo explora una línea entre el erotismo y lo grotesco, sino que nos da muestra de que la apuesta por las editoriales independientes está cobrando vigencia en nuestro país.

Be first to comment