La historia real de El niño que sabía hablar el idioma de los perros

Compartir

Pola Thrace

Este libro me llamó la atención desde el día en que compré Lolito pero, aceptémoslo, con sus preciosas ediciones los Blackie Books son algo caros, así que en ese momento sólo pude comprar el op. cit.

nino-idioma-perros

Igual no dejaba de pensar en su genial portada: El niño que sabía hablar el idioma de los perros– Una historia real. Qué técnica de marketing tan efectiva la de la editorial: quienes no hayan muerto de curiosidad con esto, como hice yo, al menos habrán sonreído por un segundo.

En esta, su primera novela, Joanna Gruda cuenta la historia de Julek, su padre. Nacido en Moscú tan solo unos días después del crac del 29, este hijo de militantes comunistas polacos tuvo la vida más increíble desde que estaba en el vientre de su madre.

“De pequeño, tuve unos padres. Y también un tío y una tía. Luego me metieron en el orfelinato. Entonces vino la guerra, igual que para todo el mundo. Después de la guerra, tuve unos padres. Y también un tío y una tía. Pero ya no eran los mismos.” En estas pocas líneas, el cuento de Julian Gruda nos atrapa y no nos suelta ni pasada la última página.

Judío, polaco e hijo de comunistas no era una etiqueta fácil de llevar durante la Segunda Guerra Mundial y sin embargo Julek cuenta su infancia- se la contó a su hija Joanna- a través de sus traviesos ojos de niño.

Resulta entonces una novela a la vez fresca y triste, enternecedora hasta el tuétano, graciosa hasta las lágrimas.

Aunque se le comparó mucho con El diario de Anne Frank y La vida es bella, la lectura de El niño que sabía hablar el idioma de los perros me pareció más fácil. Y no porque la realidad de Julek haya sido menos brutal sino porque él siempre quiso convertirse en escritor o periodista.

El don de narrador lo lleva, valga el juego de palabras, en su roja sangre. Incluso si no estudió periodismo, sino fisiología animal. Pero esto se le dio también fácilmente porque hablaba el idioma de los perros. En serio, es real. Léanlo y van a ver.

*

Pola Thrace escribe sobre cine y munchis, edita estos padrísimos posts del Wild Brunch, come Bubulubus a granel y en Twitter también se llama @PolaThrace

Programa radiofónico. De lunes a viernes de 10:30am a 12:00pm por 96.9 fm Radio BUAP. Va de música contra la lasitud.

Be first to comment