Facultad de Ingeniería Agrohidráulica de la BUAP: cantera de proyectos exitosos y sustentables

Compartir
Facultad Ing Agrohidráulica 2

Alrededor del 97 por ciento de sus egresados están dentro del campo laboral de las ciencias agropecuarias

Además de contribuir con el desarrollo económico de la región, la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica de la BUAP –con tres licenciaturas y la Maestría en Manejo Sostenible de Sistemas Agrícolas– ha generado proyectos exitosos y sustentables en el sector agropecuario, que han dado como resultado que el 97 por ciento de sus egresados estén ocupados dentro de su campo laboral.

Al concluir sus estudios, los estudiantes de las licenciaturas que oferta esta unidad académica -ingenierías Agrohidráulica, en Teziutlán; Agroforestal, en Tetela; y Agrónomo Zootecnista, en Tlatlauquitepec- cuentan con un amplio abanico de opciones laborales, como el emprendimiento, la intervención en los procesos de enseñanza aprendizaje y el sector gubernamental.

A través de diversos proyectos productivos y sustentables, la Institución promueve una visión emprendedora en los alumnos, responsable y social con la región, al tiempo que les brinda herramientas de formación académica con ejercicios que emulan entornos profesionales reales. Tal es el caso del proyecto de cultivo de papa en una hectárea de campo experimental, propiedad de la BUAP, en el municipio de Tlatlauquitepec, Puebla, sede de la Ingeniería Agronómica y Zootecnia.

Facultad Ing Agrohidráulica 1

En los 10 mil metros cuadrados se cultiva una variedad del tubérculo denominada fiana, que se caracteriza por ser de cáscara blanca y forma ovalada. Luis Eduardo Mota Bonilla, alumno de Ingeniería Agronómica y Zootecnia, es el encargado de su cultivo.

Esta iniciativa surgió para poner en práctica lo aprendido en el aula, experimentar y conocer los desafíos que el mundo laboral representa. Además, esta parcela demostrativa brinda al público y a los productores locales la oportunidad de acercarse a los conocimientos y tecnologías que ahí se han aplicado, a fin de incentivar la producción del tubérculo.

En San Juan Acateno, Teziutlán, sede de la Licenciatura en Ingeniería Agrohidráulica, el grupo de investigación Manejo Integral de Cultivos Agrícolas se encarga de los proyectos Producción de Gerbera (Gerbera jamesonii) con abonos orgánicos y Caracterización de manzano en la Sierra Nororiental de Puebla.

En el primero, los investigadores se encargan de evaluar la producción de gerbera con cuatro tipos de abonos orgánicos, así como del control de plagas y enfermedades, mediante el uso de extractos de plantas aromáticas. Ambos objetivos surgieron frente a los inconvenientes reportados en su producción con sistemas hidropónicos, como las dificultades para adquirir fertilizantes debido a la distancia de las casas comerciales y su costo, aunado al control químico de plagas y enfermedades que se presentaron.

Por otra parte, con el fin de detonar la producción del manzano, uno de los frutos más cultivados en México, el grupo de investigación ha desarrollado trabajos para identificar los productos con potencial de comercialización y dar capacitación en el manejo integral del cultivo.

Puebla se encuentra entre los primeros diez estados productores de manzano. En la sierra nororiental, donde se ubica la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica, se producen manzanos criollos con gran potencial de comercialización. Sin embargo, debido a la falta de interés por parte de los productores, las plantaciones se encuentran abandonadas.

Con miras a reactivar la actividad frutícola, este proyecto se realiza en las comunidades de Loma Bonita, Las Trancas y San Juan Xiutetelco, aledañas a las instalaciones de la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica, del municipio de Teziutlán.

 La noble labor de ser ingeniero del sector agropecuario

Los profesionales de las ciencias agropecuarias tienen una extensa y variada oferta laboral, por su incidencia en la población mundial: 7 mil 500 millones de personas que día a día necesitan alimentarse.

Facultad Ing Agrohidráulica-VEM 3

Partiendo de ello, se dedican principalmente a la producción, venta y distribución de alimentos; administración y mercadotecnia de empresas agropecuarias; formulación y evaluación de proyectos; planeación estratégica de agronegocios; estudios de impacto ambiental; análisis de suelos y calidad de agua; y detección y tratamiento de plagas y enfermedades que afectan la producción de alimentos.

“El campo laboral para nuestros egresados es tan grande que además de realizar proyectos de distribución de agua potable o de impacto socioeconómico, son capaces de diseñar y establecer sistemas de riego para lograr el manejo adecuado del agua, uno de los factores críticos para el ser humano. Hoy, el 97 por ciento de nuestros ex alumnos están ubicados en diferentes áreas de su campo laboral”, afirmó Fabián Enríquez García, director de la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica de la BUAP.

Enríquez García calificó la labor de los ingenieros del sector agropecuario como un trabajo noble, pues su visión social consiste en garantizar la producción eficiente de alimentos con calidad y su distribución a todos los sectores de la población.

“Al darnos cuenta de la carencia de alimentos en el país y a nivel global, ratificamos nuestro compromiso como ingenieros del sector agropecuario de combatir el hambre que afecta al mundo”, enfatizó.

El reto para los egresados de estas licenciaturas es hacer eficientes los procesos de producción, para incentivar los niveles de exportación de alimentos mexicanos.

Con este objetivo, la Facultad de Ingeniería Agrohidráulica ha establecido fuertes lazos con otras instituciones del sector público, civil y empresarial, como el convenio signado el mes de marzo con PROSESICA S.C., y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de la Sagarpa, para detonar diversos proyectos.

Dentro de estos proyectos cuentan con huertos y parcelas demostrativas de arándanos, cítricos, aguacate; cinco hectáreas y un área demostrativa de bambú, una farmacia viviente y traspatio. Además se dedican a la conservación del cerdo pelón mexicano, la única especie que se utiliza para la producción de jamón serrano y que se encuentra en peligro de extinción. “Somos la universidad con mayor número de ejemplares a nivel mundial”, subrayó el titular de esta unidad académica.

Asimismo, realizan diversas actividades de divulgación científica para transferir el conocimiento que producen en esta unidad académica, como Sembrando juntos: un programa de radio que difunde tanto los quehaceres de la facultad, como las tareas de aquellas instituciones con las que tiene convenios de colaboración, eventos culturales y deportivos, así como los logros de investigación de los cuerpos académicos y de estudiantes.

Se trasmite a través de 90.9 Teziutlán FM, los días sábados en horario de 16:00 a 18:00 horas. Aborda temas relacionados con los procesos de producción agropecuaria, comercialización y proyección, así como de producción de alimentos y el cuidado del medio ambiente en México.

El cuidado del suelo y los recursos naturales, así como la producción orgánica e inocua de los alimentos, son temas centrales de divulgación que lo distinguen; sus conductores, miembros de la comunidad universitaria, buscan generar un canal de comunicación de carácter social y ecológicamente responsable.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment