En Busca de los Metales del Universo Marvel Parte II

Redes Sociales

Iron Man

La activación del traje de Iron Man requeriría de algo que le alimentara de energía continua, en la primer entrega cinematográfica el rudimentario traje que construye Tony Stark en cautiverio, se alimenta de lo que pareciera ser una batería de automóvil, posteriormente cuando modifica el traje se observa al centro una especie de esfera luminosa que funciona como batería.

Es en la segunda entrega cuando nos enteramos que se trata de Paladio, un elemento de tabla periódica, clasificado como “metal de transición”, estos metales presentan entre sus principales propiedades una elevada dureza, puntos de ebullición y fusión elevados además de ser buenos conductores de la electricidad y el calor. Esto último es probablemente lo que le permitiría alimentar de energía el traje de Iron Man. Sin embargo, la toxicidad del paladio es elevada dado que Puede provocar irritación de la piel, los ojos o el tracto respiratorio. Puede causar hipersensibilidad de la piel.El líquido puede provocar quemaduras en la piel y ojos. Los compuestos del paladio se encuentran muy raramente.

Todos los compuestos del paladio son considerados altamente tóxicos y carcinógenos, por ejemplo el cloruro de paladio es tóxico, y dañino si es ingerido, inhalado o absorbido a través de la piel puede provocar daños en la médula, hígado y riñones en los animales de laboratorio, por ello la preocupación del propio Stark por realizar una medición constante de los niveles de paladio en su organismo.

Al no encontrar un sustituyente de este metal pareciera que morir por una intoxicación de paladio es lo más factible, hasta que una maqueta fabricada por Howrd Stark le da a Tony la visión de lo que pareciera ser una estructura atómica logrando posteriormente sintetizar este “nuevo elemento”.

Los metales de transición presentan en su mayoría efectos tóxicos, sobre el Rodio no se tiene aún datos de posibles efectos contra la salud, quizá por la escasa presencia del elemento o de alguno de sus compuestos, además de esto comparte propiedades con el paladio, partiendo de esto podemos suponer que el elemento que sintetizó Tony Stark es el mismo Rodio, aunque también valdría la pena analizar la estructura atómica para saber si se trata de un isótopo de este o verdaderamente de un elemento nuevo cuyo número atómico desplace el orden actual de la tabla periódica por encontrarse entre el Rhutenio (45) el Rodio (46) y el Paladio. Hemos intentado descifrar el primer metal, en una próxima entrega analizaremos el Adamantio.

Profesor de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, interesado en la didáctica de la Química y la divulgación de la ciencia a través de ejemplos cotidianos y de textos de ficción.

Be first to comment