Eduardo Galeano 1940, 2015

Compartir

13 abril Eduardo Galeano

“De los pobres sabemos todo: en qué no trabajan, qué no comen, qué no pesan, qué no miden, qué no tienen, qué no piensan, qué no votan, qué no creen.. Sólo nos falta saber por qué los pobres son pobres.. ¿será que su desnudez nos viste y su hambre nos da de comer?”

Este lunes amanecimos con una noticia que pone de luto a la literatura latinoamericana: la terrible perdida del escritor, periodista y ensayista uruguayo, Eduardo Galeano.

La noticia confirmada por su casa editorial mediante un comunicado, informa que Galeano, enfermo de cáncer de pulmón, estuvo internado por varios días en el sanatorio Casmu de Montevideo y falleció en la mañana de este lunes 13 de abril.

En 2009, durante la Quinta Cumbre de las Américas, el expresidente de Venezuela Hugo Chávez regaló un ejemplar de la obra de Eduardo Galeano “Las venas abiertas de América Latina”, clásico de la literatura política latinoamericana, al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En un solo día la obra saltó de la posición 60.280 de la lista de los títulos más vendidos de Amazon a la décima.

Se le preguntó a Galeano al respecto y él respondió: “Ni Obama y ni Chávez entenderían el texto […]. Él [Chávez] se lo entregó a Obama con la mejor intención del mundo, pero le regaló a Obama un libro en un idioma que él no conoce. Entonces, fue un gesto generoso, pero un poco cruel”.

En el año 2010 se le otorgó el Premio Stig Dagerman, uno de los más prestigiosos galardones literarios en Suecia, por estar “siempre y de forma inquebrantable del lado de los condenados“, por escuchar y transmitir su testimonio mediante la poesía, el periodismo, la prosa y el activismo”.

” Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.- El mundo es eso – reveló-. un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con la luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas; algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende”.

Eduardo Galeano antes de convertirse en un escritor cuyas obras han sido traducidas a una veintena de idiomas, trabajó como obrero de fábrica, dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo y cajero de banco, entre otros oficios.

“Cuando escribo, pretendo recuperar algunas certezas que puedan animar a vivir y ayudar a los demás, a mirar”.

Eduardo Galeano

1940 -2015

Descanse en paz

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment