Audry Funk, el camino del Rap poblano se encuentra con Nueva York.

Compartir

pablo (1)

Audry Funk es una Rapera nacida en la Ciudad de puebla el 25 de octubre de 1987. Con una sonrisa amable en el rostro, piercing en la nariz y largos dreadlocks que caracterizan su estética y su andar en la música, nos cuenta cómo ha sido el camino de su vida hasta llegar con su propuesta musical a la Ciudad de Nueva York, donde hoy radica.

Creció en el barrio de Mayorazgo en un entorno con mucho amor y lleno de cosas positivas. Que tuvo la suerte de que sus padres fueran muy dedicados a la familia y sobretodo, un padre lleno de música y bohemiada.

Recuerda de su infancia las imágenes de su madre jugando sopa de letras, su hermana practicando piano y ella haciendo teatro; recuerda también las tardes de juegos en casa de sus abuelos maternos y el ambiente amenizado por música de Jazz, Blues, Swing y Fox Trot. Recuerda los sonidos de los boleros de su padre y la música clásica de su madre.

Audry estudió la licenciatura en Filosofía en la BUAP, hoy ve los días de universidad con nostalgia, cuenta que ahí conoció gente muy importante en su vida y que estudiar en una vieja casona del centro de la ciudad es un deleite para formarse en las humanidades.

Nos relata que lo aprendido en la facultad la ha ayudado mucho a la hora de componer y, aunque no cita en sus canciones a los autores que leyó por aquellos días, los conceptos aprendidos y la manera en cómo se aprecia la realidad generaron una gran influencia en su forma actual de interpretar el mundo.

Audry vive en Nueva York desde hace más de un año, el destino de la música propició encuentros que la hicieron desviarse y encontrar su camino. Nos cuenta cómo el abrirse paso en EEUU no ha sido sencillo, pero que su proyecto ha tenido buena acogida entre el público latino y no latino de NY.

En entrevista para Chido BUAP* esto es lo que ella nos platica:

pablo

¿Por qué decidiste acercarte a la cultura del Hip hop y específicamente al Rap para hacer música?

Porque me siento con toda la libertad de decir lo que quiero, en el sentimiento que quiero… no es amor, no es odio, no es  tristeza, son todos los sentimientos en un solo género, y creo que es bien noble, con mucho ritmos, además no hay mejor cosa que un buen beat que te haga mover el cuello.

¿Cuéntanos un poco de cómo fue tu inicio en el mundo del Hip hop ?

La verdad a mi ya me gustaba el rap, pero ni sabia donde encontrar el rap, porque obviamente la música más popular no era, pero es hasta por ahí de los 19 que empiezo a tener más acervo sobre la música, gracias a muchos factores, pero en especifico a un amigo de facultad, que ya hacia rap y que sabia más que yo. Así que un día decidimos grabar algo, quedo muy bien y pues se hizo el grupo, mi primer grupo de rap, nos llamábamos SOUL GREEN SYSTEM y la verdad nos fue muy bien en los años que estuvimos juntos, sobre todo fue de mucho aprendizaje. Y claramente poco a poco me fui enamorando de la cultura hip hop, no sólo de lo que implica tener tanto arte en un solo movimiento, sino lo que significa que, bien llevado, el hip hop puede ser una cultura de concientización social bárbara.

¿Cuáles son las temáticas que abordas en tus letras y por qué?

La  vida cotidiana, lo que me pasa a mí te pasa a ti, con sus bemoles pero los seres humanos tenemos muchas conciencias vivenciales.

Empatía con lo que no me ha pasado, el poder de empatía con lo que ha otra gente en materia de injusticia le sucede, me parece bien tocarlo, porque la rabia y la indignación se da en todos los sentidos, entendiendo que todos somos seres humanos y que mañana me puede pasar a mí.

Dignificar el papel de la mujer en el mundo en si, ya suficiente basura pop y reggetonera hay en el mundo, como para no hacer lucha con la música, necesitamos más mujeres en el papel de dignificación que en el de víctima.

¿Por qué consideras importante dignificar el papel de las mujeres en la música?

Creo que el mundo en general está regido por el patriarcado, y es un asunto histórico y social que podemos cambiar con hechos y acciones creo yo; haciendo música como mujer no sólo para la mujer, si no para todos, porque es equidad no feminazismo. Somos poetas, somos cantantes, no trozos de carne; tenemos un mensaje desde lo que nos pasa como mujeres, tenemos un mensaje que entregar, toca ser escuchadas y escuchar, toca decirles a todos que podemos ir juntos en equidad.

Formas parte, junto a otras raperas de un colectivo llamado Mujeres Trabajando… ¿podrías platicarnos un poco de esto?

Mujeres Trabajando es un colectivo multidisciplinario, tenemos mujeres dentro de la cultura hip hop con representación en casi todos sus elementos. Así que nos dedicamos cada una en su ciudad a representar este lado femenino del hip hop, declarando que sí, somos menos, pero no menos importantes.

La vida urbana y las historias cotidianas de gente trabajadora son una constante en tus letras… ¿Por qué?

Porque yo vivo ahí, soy parte del sector que trabaja y vive afuera, la verdad no por ser cantante de rap vivo en mi palacio, con mis autos fuera de él, igual me preocupo cada mes por la renta, la despensa y mis pasajes. En resumen hablo de mi realidad y en general de la vida real de más de la mitad de las personas en el mundo.

¿Cómo llegaste a Nueva York?

En 2013 me contrataron por primera vez para ir a dar un concierto por allá, así que tomé un avión muy feliz y por azares del destino conocí a alguien que me hizo cambiar el rumbo de mi vida. En una radio de hip hop, mientras me entrevistaban, vi al que ahora es mi esposo. Así que sí, me quedé porque me cayó el chahuiztle.

pablo (10)

¿Las cotidianidades de Puebla y Nueva York coinciden?

La verdad Nueva York es un universo con muchos universos dentro, tantas culturas, tanta gente. Pero al final todos hacen su vida, aunque la verdad, he de ser sincera, se vive mejor en México en cuestión de tiempo, calidad de vida y de alimentos. USA es puro trabajar y pagar y pagar, malos alimentos, caro todo. Pero al final es vida y hay que vivirla. Seas latino, africano, asiático, tienes que vivirla para sacar adelante a los tuyos, tus metas.

¿Cómo es tu cotidianidad allá… dónde vives, a qué te dedicas, cuáles son las dificultades que has tenido para abrirte camino en EEUU?

Pues la verdad me la llevo bien, adaptándome sobre todo a un nuevo país, vivo en el BRONX (no se espante no es como en las películas, mi barrio es tranquilo y muy latino), me dedico a la música y a la cultura, la mayor dificultad es que mi educación y mi trabajo sea tomado en serio, creo que la discriminación escolar es bien fuerte, piensan que nuestras universidades no dan la talla, o que nuestra educación es menos, y eso que soy licenciada, hablo tres idiomas y tengo experiencia laboral. En cuanto a la música la verdad ha sido fácil hasta cierto punto, el proyecto les parce muy interesante no sólo a la comunidad latina, sino también a la gente en general, cosa que motiva más.

¿Te reflejas en la comunidad hispana de Nueva York?… ¿Por qué?

Claro, somos una fuerza bien grande, y me reflejo porque al final somos mucha gente traída a otro país por motivos distintos, pero ahí viviendo y resistiendo todo, somos no sólo mexicanos, somos de todas partes de habla hispana poniéndole sabor al frío del norte.

¿A donde vas, siempre libras una batalla?

Claro, el asunto de la vida es guerrearle, no importa que parezca perdida la batalla, el aprendizaje de cada situación es lo más rico.

¿Cómo es el proceso creativo de Audry Funk cuando compone… haces primero los versos o las secuencias?… Platícanos un poco sobre esto.

Lo principal es que me manden un beat, de ahí las letras fluyen solas, el tema va saliendo y de principio tarareo cosas sin sentidos, después meto letras sin sentido y cuando algo me gusta empieza la escritura hasta terminar.

¿Podrías platicarnos un poco sobre tu disco Verso… Luego Existo?

La verdad ese disco es uno de mis logros más bonitos, porque es mi primer disco de solista, sacarlo fue una real proeza, porque al final mi rap produjo más rap y se dio el bebé.  La producción es totalmente independiente, se tiene beats de varios beat makers y colaboraciones con gente de México y Chile.  Se imprimió en formato original y por ahora no hay más copias, pero esperamos que con el segundo venga un nuevo tiraje del primero.

¿Cómo ha sido la aceptación de la gente con el disco?

La verdad ha sido bien buena, la gente lo recibió con mucho amor, también los medios de comunicación y colegas músicos.  Creo que lo que se hace con amor, siempre resulta de alguna manera beneficiado con amor.

¿Qué proyectos vienen próximamente en tu carrera musical?

Pues ante todo un segundo bebé, ya necesitamos al hermanito, conciertos en vivo y me encantaría esta vez hacer una fusión con reggae, es mi tirada.

¿Cómo te ves en el futuro?

Profesionalmente echándole ganas, sin duda en unos 9 años me encantaría ser madre.

Cantando, rapeando hasta que la voz se me vaya de viejita y mi cuerpo no pueda más, dando el mensaje, aprendiendo el mensaje, representando a México, a Puebla a Mayorazgo….

¿Algo que quisieras agregar?

Quítense los prejuicios del hip hop, esto no es violencia es cultura. EL HIP HOP NO ES IGUAL AL REGGETON NO SE CONFUNDA. Y no, no todos hacemos freestyle (improvisamos).

¿Qué te gustaría decirle a los chicos y chicas que te leerán en Chido BUAP?

Primero mucha fuerza y amor para lo que se propongan, hay veces que no vemos claro el camino, pero no se desesperen, hagan las cosas con amor, no se desesperen de la uni, ya la extrañarán. Y sobre todo NO DEJEN DE ESCUCHAR BUENA MÚSICA, CONSUMA HIP HOP MEXICANO, ABRA SUS OIDOS AL MENSAJE  Y MUCHA PAZ PARA TODOS.

*Entrevista publicada en Chido BUAP edición 124

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment