Recordando a Jaime Sabines.

Compartir

19 marzo Sabines (1)

 

El 19 de marzo, a seis días de cumplir 73 años, Jaime Sabines decidió no luchar más contra la enfermedad. El poeta murió en su casa. Entonces ante el dolor de sus lectores, sus hijos recordaron en los diarios lo que Jaime Sabines siempre les dijo: “No hay que llorar la muerte, es mejor celebrar la vida”. Sabines siempre supo, que habría de amanecer. El gran poeta había nacido en Chiapas el 25 de marzo de 1926. Cursa tres años en la Escuela Nacional de Medicina y se da cuenta de que las letras son lo suyo. Se va entonces a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; aunque no termina la carrera. Su primer libro Horal dado a conocer en 1950, nos muestra lo que será la obra de Sabines, en la que el amor, la soledad, el pesimismo. Recuento de poemas, uno de sus libros más hermosos, reúne sus obras La señal, Adán y Eva y Tarumba

Fue reconocido con varios premios a su obra: el de literatura otorgado por el gobierno del Estado de Chiapas (1959), el Xavier Villaurrutia, y en 1983 recibió el Premio Nacional de las Letras.

Muere después de una larga lucha en contra del cáncer, un día como hoy, 19 de marzo de 1998.

Los amorosos.

Fragmento.

Los amorosos callan.

El amor es el silencio más fino,

el más tembloroso, el más insoportable.

Los amorosos buscan,

los amorosos son los que abandonan,

son los que cambian, los que olvidan.

su corazón les dice que nunca han de encontrar,

no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos

porque están solos, solos, solos,

entregándose, dándose a cada rato,

llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos

viven al día, no pueden hacer más, no saben.

Siempre se están yendo,

siempre, hacia alguna parte.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment