Sheherezada reinventada (Primera parte)

Compartir
nikolay-rimsky-korsakov_2-t

Nikolai Rimski-Korsakov

El más famoso homenaje musical que se le ha rendido Sheherezada es obra del portentoso orquestador ruso Nikolai Rimski-Korsakov. Esta semana tendremos la oportunidad de escuchar un retrato diferente de la más famosa e imaginativa fabuladora de la historia de la literatura.Su autor es otro importante conocedor del color orquestal: Maurice Ravel.0

Estrenada en 1904, la obra se compone de tres movimientos titulados Asia, La flauta encantada y El indiferente. El primer movimiento es una larga apología del continente asiático y su exotismo, fuente inagotable de material creativo para cualquier artista. El segundo, la flauta encantada, es un provocativo fragmento que evoca el dulce sonido de un instrumento de viento, que al acercarse la protagonista a la ventana para escucharlo mejor, se convierte en un dulce beso que llena de calidez su mejilla. Si bien se ha popularizado como una pieza para voz femenina, en algunas ocasiones el tercer movimiento ha sido cantado por un barítono, pues es un dulce  elogio a una encantadora doncella de ojos magnéticos.

Para esta obra, Ravel utilizó tres textos del poeta Tristan Klingsor y él mismo, al escuchar el resultado musical de sus textos, dijo: “Ravel está en lo correcto, cuando le leí por primera vez el poema de Asia, lo hice bajando la voz a medida que mencionaba el nombre del continente, y sin embargo el maestro ha hecho subir la voz a la solista a medida que lo menciona”. Parece que desde este momento se hace notorio el rasgo de repetición ascendente que tendría su punto culminante veinticuatro años más tarde con el famosísimo Bolero. Esta etérea y sugerente obra será interpretada el próximo 15 de febrero a las 12 del día en el Auditorio de la Reforma, por la Filarmónica 5 de mayo.

Nota: El título de esta nota está seguido de una frase “Primera parte” porque la próxima semana la orquesta interpretará la Sheherezada de Rimski-Kórsakov, de la que les hablaré en una entrega futura.

 

 

Be first to comment