LA BUAP MEJORA ESPACIOS DE CONVIVENCIA

Redes Sociales

 

El objetivo de Lobo Lancha es proporcionar espacios adecuados para el esparcimiento y ejercitación de la comunidad universitaria

El proyecto tiene una planta de tratamiento de aguas residuales, con capacidad de 15 litros por segundo

BUAP. 17 de febrero del 2015.- Para proporcionar espacios de convivencia y recreación a la comunidad universitaria, dentro de un entorno natural y sano, la BUAP pondrá en marcha el proyecto Lobo Lancha, en la laguna ubicada junto a la Facultad de Arquitectura, en Ciudad Universitaria.

De acuerdo con Jorge Rodríguez y Morgado, subdirector General de Obras, el proyecto constará de dos embarcaderos -norte y sur- para 20 lanchas cada uno, con una superficie total de 116.50 metros cuadrados. Se tendrá un área de convivencia de 270.36 metros cuadrados, una cafetería, caseta para atención y entrega de chalecos salvavidas. También se rehabilitarán andadores y jardines, y se remodelarán sanitarios. En total serán 40 lanchas, 20 de remos y el resto de pedales.

Desde el inicio de la gestión del Rector Alfonso Esparza Ortiz, se buscó rescatar dicha laguna natural, la cual era un foco insalubre, abandonado y sin beneficio alguno para la comunidad universitaria. De esta manera, se investigaron opciones para el saneamiento y reutilización del agua captada, ya que de este lugar se bombea el agua hacia los campos de fútbol y al lago del Jardín Botánico Universitario.

La opción más viable fue el rediseño de la planta tratadora de aguas residuales, misma que incrementó su capacidad a 15 litros por segundo, para transformar, sin ningún inconveniente, las descargas vertidas a la laguna en agua limpia, sin coliformes fecales y otros contaminantes dañinos para el entorno.

En un inicio, Lobo Lancha será exclusivo para la comunidad universitaria, que podrá disfrutar de este proyecto de lunes a viernes. El sistema de préstamo será con credencial universitaria.

Lobo Lancha forma parte de la creación de espacios adecuados para el esparcimiento y ejercitación de la comunidad universitaria, y representa uno de los elementos sustentables del programa Vida Sana.

Compromiso con el cuidado del medio ambiente

A un costado del Boulevard Valsequillo, junto a la Facultad de Arquitectura, se ubica la planta de tratamiento de aguas residuales con una capacidad de 15 litros por segundo; sin duda, una contribución de la BUAP al cuidado del medio ambiente, ya que las descargas a la laguna van limpias de coliformes fecales y otros contaminantes.

Rodríguez y Morgado comentó que la planta tratadora de aguas residuales tiene dos plantas aerobias, de dos y de ocho litros por segundo, pero éstas no eran suficientes para el saneamiento total del agua de Ciudad Universitaria, por lo que se decidió optimizar el funcionamiento del sistema con estructuras abandonadas en la zona. Juvencio Monroy Ponce, responsable del proyecto de la planta tratadora de aguas residuales, señaló que una estructura abandonada se utilizó como sedimentador secundario, el cual es circular y con capacidad para tratar 15 litros por segundo. También se rehabilitó un depósito rectangular como biofiltro, su función será pulir el agua tratada para cumplir con los requerimientos de la norma oficial mexicana NOM-003-SEMARNAT-1997.

Las nuevas estructuras no consumen energía eléctrica, al adecuarse el tren de tratamiento de la planta para que el agua fluya por gravedad a través del biofiltro. Monroy Ponce explicó que el tratamiento del agua se realiza por procesos aerobios de lodos activados y de biopelícula fija.

El proceso inicia cuando el líquido entra directamente desde el cárcamo de bombeo a los reactores aerobios, ahí la materia orgánica y contaminantes son metabolizados. Los reactores trabajan en paralelo, es decir, reciben caudales de manera simultánea. Posteriormente, el agua pasa a un sedimentador secundario, de ahí al biofiltro, luego a un proceso de desinfección por luz ultravioleta y finalmente el agua tratada se descarga a la laguna, con ayuda de una bomba con bajo consumo de energía eléctrica. Esta agua tratada no tiene olor y puede estar en contacto con los seres humanos, pero no es potable.

Be first to comment