¿Extraña Breaking Bad? pues entonces Better Call Saul

Compartir

 

Arturo Uriza

Si escucharon el Wild Brunch el pasado miércoles, se habrán dado cuenta que uno de los temas principales que se trataron fue el estreno de la nueva serie de Vince Gilligan, -la cual se emite en nuestro país a través de la plataforma virtual Netflix-, el esperado spin off de Breaking Bad: Better Call Saul, una singular continuación de la saga de Heisenberg, que sin embargo no funciona per se como una siguiente parte, sino como una precuela de uno de los personajes más simpáticos del universo de Walter White: Saul Goodman.

bcs_gal_004_h

Debo mencionar que una de las cosas que más tranquilidad me dieron al comenzar la serie, era la familiaridad con la que se desarrollan los primeros minutos. Se puede experimentar el mismo entorno, sentimiento y tensión que Breaking Bad otorgaba; los lugares, la forma y el fondo, las texturas, la manera en que la narrativa se desenvuelve, y sobre todo la incertidumbre que se genera desde los primeros trazos.

Al igual que ocurre con Breaking Bad, se puede percibir que esta historia trata como tangente la transformación, situación que se analiza desde varios planos y que siempre tiene una perspectiva interesante sobre la ambigüedad moral. Ya veíamos en la serie madre como Walter White atravesaba una brutal apertura de personalidad, como se puede empujar a una buena persona hasta romper los límites de su paciencia, cordura y amabilidad.

Siempre fue algo que me llamó mucho la atención de la serie, la forma en que se puede incluso llegar a justificar una acción negativa a partir de la aproximación empática con un personaje en la desgracia y por supuesto, lo bien armada que está la psicología de dicho individuo.

(retouched per AMC)

Y así precisamente es como vemos cómo el abogado favorito de los maleantes de Albuquerque comienza con tropiezos una carrera que eventualmente se volverá prolífica. Jimmy McGill, el nombre original de Saul Goodman, es un trazo del hombre promedio que por más que trata de hacer las cosas bien siempre resulta vencido, es el eterno perdedor. Un hombre adulto, que no tiene casa ni trabajo fijo y que está constantemente en la búsqueda de su gran oportunidad, buscándola de diversas formas, incluyendo aquellas que pueden no ser correctas.

(retouched per AMC)

La introducción al universo se acompaña además de personajes secundarios que, para los que ya vimos Breaking Bad, sabemos serán puntos argumentarles importantes en el futuro de Walter y Goodman, esto por supuesto es emocionante para los que siempre quisimos adentrarnos a la génesis y saber el cómo se llegó de A a B.

- Better Call Saul _ Season 1, Episode 1 - Photo Credit: Ursula Coyote/AMC

Por el momento han aparecido dos capítulos y el siguiente se estrena este domingo. Como ya lo mencionaba al principio, en nuestro país los podemos ver por Netflix, cosa que se agradece infinitamente, ya que no hay que esperar semanas para que aparezcan en TV.

Así que aunque extrañemos al maravilloso Heisenberg puedo asegurar que Bob Odenkirk está haciendo un trabajo espectacular con su regreso al mundo de la televisión, con una entrañable actuación que recuerda sus mejores momento en Breaking Bad.

*

Arturo Uriza es el locutor de cabecera del Wild Brunch. Fetichista del vinilo, es gran amante de los sándwiches y las muchachas. @ArturoUriza en Twitter.

Programa radiofónico. De lunes a viernes de 10:30am a 12:00pm por 96.9 fm Radio BUAP. Va de música contra la lasitud.

Be first to comment