Reseña: El Converse Rubber Tracks con Hawaiian Gremlins y Dinosaur Jr

Compartir

Este fin de semana Dinosaur Jr. visitó nuestro país, y nuestros corresponsales y amigos Juan De La Serna y Mike Sandoval fueron comisionados para experimentar ese gran show. Así que aquí está la reseña, escrita por Juan De La Serna, acompañada por una ilustración de Mike Sandoval.

El Wild Brunch los quiere.

dinojr

ilustración de Mike Sandoval.

El 6 de febrero del presente año, en el marco del Converse Rubber Tracks, se presentó en el Plaza Condesa la propuesta nacional Hawaiian Gremlins, acompañada de una de las bandas de culto más importantes de su generación: Dinosaur Jr.

Con una carta de presentación como la que pudimos ver en el Corona Capital de hace un año, esta banda siempre puede abarrotar un lugar, especialmente uno tan íntimo como este recinto en la Condesa. Con más razón en un evento que, atinadamente, fue gratuito.

 Sobre Dinosaur Jr. en el escenario, puedo decir que se emparentan con bandas realmente ruidosas en vivo como A Place To Bury Strangers y Boris, por nombrar algunas. Abusando (de una manera positiva) del volumen logran un sonido característico que tanto llama la atención: violento pero a la vez armónico y siempre sincero. El trío de Massachusetts es otro profesional de esta técnica, en especial el líder y guitarrista J Mascis, quien, armado con tres amplificadores y seis gabinetes Marshall para él solo, tiene la capacidad de ensordecer no sólo el bajo y la batería, sino el foro completo.

Realmente son impresionantes la calidad de técnica y el gran sonido que una sola persona puede expresar por medio de su instrumento, el cual, lo deja muy claro nota a nota, domina completamente. Un verdadero héroe de la guitarra que quizá nunca tendrá el aval que debería, aunque cuando tienes una banda que lleva una gran trayectoria es lo último que importa.

En este su primer show del año, con una selección de temas que iban desde su material en los ochenta hasta lo más reciente, Dinosaur Jr. probó por qué es una gran banda en vivo, comprometida totalmente con lo que hace y representa para muchos.

Este fue un concierto al que los nostálgicos de los noventa que no los vimos en su momento fuimos no sólo a divertirnos, sino a recordar lo que escuchábamos en ese momento de nuestras vidas, deseando que las nuevas generaciones tengan como influencia a estos iconos musicales para así crear un nuevo legado.

 Un gran acierto de Converse Rubber Tracks reconocer este talento que, a pesar de siempre haber estado ahí, sólo era apreciado por cierto gremio y, sin embargo, tiene la capacidad de volverse atemporal por su nivel y calidad de propuesta.

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment