Cáncer de próstata, segunda causa de muerte por tumores malignos en hombres mayores de 65 años

Compartir

Dr, Eduardo Monjaraz-JMF 07

En el Instituto de Fisiología de la BUAP se desarrolla la investigación “Mecanismo molecular que induce metástasis en cáncer de próstata”, para contribuir en el conocimiento y tratamiento del mal

Estudios epidemiológicos muestran que los hombres adultos obesos tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de próstata

En nuestro país, el cáncer de próstata es la segunda causa de muerte por tumores malignos en hombres mayores de 65 años. Al año se estima que ocurren más de 5 mil decesos por este mal, lo que indica que cada día mueren cerca de 14 individuos. Con el fin de contribuir, desde la ciencia, en el conocimiento y, en su caso, tratamiento, en el Laboratorio de Neuroendocrinología del Instituto de Fisiología de la BUAP se desarrolla la investigación “Mecanismo molecular que induce metástasis en cáncer de próstata”.

Al respecto, Eduardo Monjaraz Guzmán, investigador responsable de dicho proyecto, explica que con éste se busca conocer el comportamiento de la próstata en sus diferentes etapas. Para ello, un equipo conformado por estudiantes de maestría y doctorado en Ciencias Fisiológicas y de la Licenciatura de Biomedicina trabaja con células de este tipo de tumor maligno, para saber cómo éstas inician el llamado proceso de migración.

De acuerdo con Monjaraz Guzmán, director del Instituto de Fisiología de la BUAP-uno de los cinco con los que cuenta la Institución, enfocados principalmente a la investigación científica-, el cáncer de próstata está relacionado con la obesidad y la inflamación de ese órgano, dos indicadores que pueden medirse a tiempo y prevenir el desarrollo de un mal mayor.

“Lamentablemente las cifras de cáncer de próstata en México son altas porque más del 75 por ciento de quienes lo padecen acudieron al médico cuando la enfermedad se encontraba muy avanzada”, comenta.

Si bien hace algunas décadas las principales enfermedades causales de muerte en México estaban relacionadas con parásitos y amibas, por ejemplo, hoy el cuadro ha cambiado y las principales causas de muerte son cáncer, diabetes y problemas cardiovasculares, señala Monjaraz Guzmán.

Por ello, abunda, hoy las nuevas generaciones tienen el reto de cambiar estilos de vida y tipo de alimentación; y del lado de la ciencia, impulsar investigaciones que permitan avanzar en la etiología de estos males, y en nuevos fármacos para tratamientos más eficaces.

Estudios epidemiológicos muestran que los hombres adultos obesos muestran una mayor probabilidad de presentar y desarrollar cáncer de próstata, con respecto a los adultos con peso normal.

“La condición de obesidad no sólo representa un incremento en la masa de tejido adiposo, sino también un desbalance hormonal, ya que a partir de 1994 se descubrió que los adipocitos, células del tejido adiposo, funcionan como reservorios energéticos pero también como células productoras de hormonas, cuya tasa de producción es directamente proporcional al tamaño del adipocito. Se ha considerado que cambios en los niveles de las hormonas producidas por el tejido adiposo y otros órganos pudieran ser un factor directo o indirecto en el desarrollo y progresión del cáncer de próstata”, expone.

Dr, Eduardo Monjaraz-JMF 09En el Laboratorio de Neuroendocrinología, del Instituto de Fisiología, se han obtenido evidencias que apoyan esta posibilidad. Por ejemplo, refiere Monjaraz Guzmán, “encontramos que la presencia de ghrelina, hormona producida principalmente por el estómago y cuyos niveles plasmáticos en las personas obesas está disminuida, es capaz de inducir la muerte de las células tumorales provenientes de cáncer de próstata, el efecto de ghrelina es mediado por un aumento en la expresión funcional de canales de calcio, lo cual aumenta la entrada de calcio a las células tumorales, convirtiéndose en una señal apoptótica”.

Por su parte, agrega, “un aumento en los niveles plasmáticos de leptina, hormona producida por los adipocitos, que está presente en grandes cantidades en las personas obesas, favorece la proliferación de las células tumorales de cáncer de próstata. Resulta claro considerar entonces la importancia que tienen los diferentes mensajeros químicos extracelulares en el desarrollo y progresión del cáncer”.

Financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, y el Programa Integral para el Fortalecimiento Institucional, el proyecto “Mecanismo molecular que induce metástasis en cáncer de próstata”, en el que participan alumnos de posgrado en Ciencias Fisiológicas y de la Licenciatura de Biomedicina, busca determinar el mecanismo molecular a través del cual la ghrelina induce apoptosis y la leptina proliferación, lo cual pudiera proporcionar blancos farmacológicos para el tratamientos de personas que padecen cáncer de próstata.

 

Be first to comment