Algunos por qués los estudiantes no aprenden química.

Compartir

atomo

En años recientes los planes y programas en las escuelas secundarias han sufrido la disminución de las horas asignadas a enseñar en algunas clases.

Entre los más afectados se encuentran los programas de ciencias naturales, lo que anteriormente se revisaba en cursos como Introducción a las Ciencias Naturales, Física, Química y Biología, se convirtió a partir de la Reforma de 2006 en Ciencias I (énfasis en biología) Ciencias II (énfasis en física) y Ciencias III (énfasis en química).

Uno de los objetivos de esta reforma es mostrar a los alumnos que la ciencia en todo su conjunto no está tan alejada de su entorno y que al contrario, ayuda a comprender algunos de los fenómenos y situaciones que existen a su alrededor. Sin embargo, hablar de ciencia no debe ser tomado a la ligera, la manera de incentivar al alumno debe ser constante. No es posible concebir la enseñanza de la biología o de la química si no se cuenta con prácticas de laboratorio. Algunas instituciones han optado por sistemas virtuales, otras instituciones no cuentan con laboratorios, lo que hace más complicada la enseñanza de las asignaturas relacionadas, peor aún es el caso de aquellas instituciones que sí cuentan con el laboratorio pero que limitan o incluso niegan el uso del mismo a profesores y a estudiantes.

No debería de sorprendernos los tan mencionados resultados obtenidos por estudiantes mexicanos en pruebas estandarizadas a nivel internacional. Podemos o no estar de acuerdo con estas evaluaciones, pero es una realidad que el problema educativo mexicano es va más allá de situaciones de gestión y de política, el currículo es un eje rector que debe ser revisado a conciencia a fin de favorecer el aprendizaje de los estudiantes.

De nada sirve proponer reformas a contenidos si no se dan las condiciones y si los maestros continúan trabajando tal y como se hacía hace 20 años. En fin, hablamos de un todo que suma en detrimento de quienes en un futuro serán los científicos mexicanos, quizá tenga razón Roger Díaz de Cossío al hablar de la “desaparición anunciada de los científicos mexicanos”

Para saber más: http://www.izt.uam.mx/newpage/contactos/revista/91/pdfs/res.pdf

Profesor de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, interesado en la didáctica de la Química y la divulgación de la ciencia a través de ejemplos cotidianos y de textos de ficción. Delegado de la Olimpiada Nacional de Química donde busca captar talentos que se interesen por el estudio de la química.

Be first to comment