Demos lo mejor de nosotros para que la paz habite en nuestro país y familias: Esparza Ortiz

Compartir

Concierto navideño 2La BUAP realizó su tradicional Concierto Navideño en el Jardín Botánico; OSBUAP y el Coro Sinfónico amenizaron la noche

Dar lo mejor de nosotros para que en nuestro país y en nuestras familias habite un clima de paz, fue el mensaje que el Rector Alfonso Esparza Ortiz compartió con los asistentes al tradicional Concierto Navideño que la BUAP celebra año con año, en el Jardín Botánico de Ciudad Universitaria, con la intención de generar espacios de convivencia y de fraternidad entre los universitarios.

Con la participación de la Orquesta Sinfónica (OSBUAP) y el Coro Sinfónico del Complejo Cultural Universitario (CCU), el Concierto Navideño tuvo lugar en medio del entorno natural del Jardín Botánico de la BUAP, en la recta final del 2014, año fructífero y pleno de resultados para la Institución, entre éstos: la integración de estudiantes, académicos y administrativos en una sola comunidad, la BUAP.

Tras agradecer a los asistentes su presencia y esfuerzo en la construcción de una de las instituciones de educación superior más importantes del país, Esparza Ortiz felicitó a los integrantes de la OSBUAP y el Coro Sinfónico del CCU por su notorio trabajo durante 2014 y el talento manifiesto en cada una de sus presentaciones. En este escenario, aprovechó la ocasión para desear a los universitarios, así como a la sociedad en su conjunto, felices fiestas en unión con sus familias y seres queridos.

En punto de las 18:00 horas la OSBUAP abrió con Alegro Huapango, en la primera parte del concierto: una pequeña muestra de la música tradicional mexicana que esa compañía interpretó para acompañar al reconocido Ballet Folclórico de Amalia Hernández, durante sus presentaciones.

Pese al clima frío que se vivió la noche del miércoles en la capital poblana, la presencia no menguó en ese escenario natural, rodeado de flora y el lago. La segunda parte de la velada fue una selección de temas musicales que forman parte del programa “Érase una vez”: un recorrido por las mejores películas animadas de la historia.

La noche fue coronada con juegos pirotécnicos, variados tamales -verdes, pipián, mole, epazote, manzana, rajas, limón-, y dulces. No faltaron el chocolate y el café, tampoco los crujientes churros.

La familia universitaria disfrutó de una velada que además de estrechar vínculos de fraternidad y unión, buscó agradecer a los universitarios su contribución en la construcción de una nueva universidad.

Be first to comment