LA PEDAGOGÍA SOCIAL DE PAULO FREIRE: UN ACTO DE LIBERTAD

Compartir

IMAGEN DOS PORTADA LIBRO

Con pensamientos como “educar es un acto de amor” o “lucho por una educación que enseñe a pensar, no a obedecer” el pedagogo, filósofo y ensayista Paulo Freire propuso a lo largo de su extensa obra escrita un modelo de educación al que años después los especialistas en el tema denominarían Pedagogía Crítica. Una de las principales preocupaciones del educador brasileño que alcanzó la cumbre de su obra ensayística en la década de los años sesenta y setenta fue el problema del analfabetismo como consecuencia de la pobreza, así, el escritor y crítico social redacto su conocida Pedagogía del Oprimido la cual no fue publicada en su natal Brasil sino hasta seis años después de que se terminó de escribir, cuando el régimen gubernamental del país sudamericano se tornó hacia la liberación cultural de Ernesto Geisel.

Para Freire, la alfabetización no es tarea fácil, pues comúnmente alfabetizar se confunde con un acto extensionista donde el alfabetizador impone, mediante la enseñanza de la lengua escrita u oral, su propia cultura sobre la de aquellos que –en palabras del mismo Freire– viven una realidad diferente. Entonces el educador que migra de la urbe a las zonas rurales adquiere el deber de conocer y aprender primero de la cultura que visita para después proponer la forma escrita y oral que priva en el país. A pesar de las agudas críticas del pedagogo de habla portuguesa sobre el extensionismo educacional del mundo capitalista, en todo momento y a lo largo de toda su obra, defiende la necesidad inmanente del hombre por saber leer y escribir; al respecto nos dice en Cartas a Quien Pretende Enseñar “El analfabetismo es una de las peores formas de violencia pues castra al cuerpo consciente y hablante de mujeres y hombres prohibiéndoles leer y escribir, con lo que les limita en la capacidad de, leyendo al mundo, escribir sobre su lectura y al hacerlo, repensar sobre su misma lectura…”

Sin embargo, no fue solo la defensa y denuncia de la alfabetización urgente lo que llevó a Paulo Freire a gozar de un amplio reconocimiento en materia de filosofía de la educación y pedagogía y a sufrir el exilio por la misma cuestión. El autor de La Educación Como Práctica de la Libertad ahondó también en las formas educacionales de su tiempo más allá de la alfabetización; al respecto se manifiesto a favor de la lucha por la educación que conduce a la libertad de pensamiento en lugar de la educación que promueve la obediencia y la falta de juicio y criterio ante las decisiones y actos de los poderes fácticos de las sociedades latinoamericanas.

El tema de la libertad y las consecuencias de su ausencia es recurrente en los trabajos reflexivos, los diálogos y conferencias del autor que hoy nos ocupa. Haciendo uso de la filosofía del lenguaje que aprendió durante sus años en la Universidad de Recife, Paulo Freire hace una exégesis de las palabras comunes de los niños brasileños que asisten a la escuela, de esta forma encontramos en Cartas a Quien Pretende Enseñar un pensamiento referente a la libertad en los pequeños escolares: “Al fin y al cabo, es preciso dejar bien claro que, la imaginación no es ejercicio de la gente desconectada de la realidad, que vive en el aire; por el contrario, al imaginar alguna cosa, lo hacemos condicionados precisamente por la falta de lo concreto. Cuando un niño imagina una escuela alegre y libre es porque la suya le niega libertad y alegría”

Cuando en nuestras sociedades en vías de desarrollo nos preguntamos por la solución a los problemas de violencia, corrupción, pobreza, desigualdad, falta de valores, falta de principios éticos y morales, etc. Tenemos una tendencia a enunciar la educación como solución a dichos problemas, sin embargo, al respecto Paulo Freire advierte que, la educación es una forma de transmitir la cultura de un pueblo, así que, si el pueblo posee una cultura de violencia, corrupción, pobreza, desigualdad, falta de valores, falta de principios éticos y morales, etc. La educación de ese pueblo fomentará dicha cultura. Por lo tanto la solución para el filósofo brasileño está en permear la cultura de los pueblos no educando sino deseducando para luego restituir la forma de educar a partir de un cambio cultural previo.

El reposicionamiento del papel docente y del alumnado en la sociedad, juega un papel fundamental en la obra freiriana, las maestras y maestros deben recobrar su figura de autoridad sin ser autoritarios, el estudiante debe asumir su rol como tal asumiendo que si solo estudia debe responsabilizarse por esa actividad y actuar en consecuencia de forma responsable autocrítica y juiciosa  acudiendo a técnicas autodidactas. Así, aprender y enseñar se convierte en un vínculo transgeneracional que soporta a una sociedad como la columna de vértebras soporta a un cuerpo.

Actualmente la pedagogía liberadora de Paulo Freire está vigente en los planes de estudio de algunas escuelas católicas practicantes de la teología de la liberación, en programas laicos de alfabetización a nivel mundial y las Universidades Interculturales de México y Latinoamérica. Los estudios sobre la pedagogía de Freire apuntan a un nuevo modelo educativo que puede significar una alternativa a los modelos tecnocráticos y cientificistas que abonan a la producción en serie de recursos humanos con baja capacidad reflexiva, los cuales son sumamente útiles dentro del neoliberalismo donde urgen obreros calificados.

El próximo Miércoles 19 de Noviembre a las 2 de la tarde, tendré el gusto de impartir la conferencia titulada “La Pedagogía Social de Paulo Freire: Un Acto de Libertad”, la cita es en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Químicas (Edificio 105 H, a un costado del Edificio de Rectoría, atrás de la Escuela de Biología. Ciudad Universitaria) Allá nos vemos. ¡Sigamos dudando juntos!

eduardopinedav@ymail.com

Eduardo Pineda Biólogo por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Conduce el programa "La Duda Metódica" en su canal de YouTube: Eduardo Pineda. Divulgador de ciencia y huamanidades, ha colaborado en el CUPS y la DGB de la BUAP. Actualmente colabora con temas de filosofía y literatura los sábados por la noche en el programa "Veladas Literario Musicales" de la HR (1090 de AM) y en Lobo Radio (www.loboradio.mx) los viernes por la mañana. Conduce junto a Exal Muñoz el programa El Sendero de los Sauces en el 107.1 FM Vanguardia Radio en la Cd. de Huejotzingo, Puebla. Se desempeña también como responsable de Vinculación Internacional en la Secretaría de Vinculación de la Universidad Tecnológica de Huejotzingo e imparte cursos, talleres y conferencias acerca de ciencia y humanidades.

Be first to comment