Las tres imperdibles del 18 Tour de Cine Francés

Compartir

TOUR18-Banner-TCF1-a3ad6de41d0e74d52b51988ebbd323b7

Capilla del Arte regresa a actividades regulares el 10 de octubre. Mientras eso sucede, mi dinámica laboral me permite visitar otras exposiciones, ir al teatro o acudir al cine. Por ejemplo, de las siete cintas del 18 Tour de Cine Francés, tuve tiempo de ver cuatro y aunque éste ha concluido en nuestra ciudad, regresará en noviembre a las salas del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, por lo que les comparto “las tres imperdibles” (sin orden específico), aclarando que quizá existan otras, pero éstas fueron las que vi.

Mi vida es un rompecabezas (2013). Conclusión de la trilogía que empezara el director Klapish con su actor fetiche Romain Duris con El albergue español (2002). Muy entretenida, con una estructura clara y accesible que incorpora detalles en la edición y en la narración interesantes, como las pláticas de los filósofos alemanes para platicar con Xavier, el protagonista, sobre el sentido de la vida. Aunque los chistes y la historia en general se entienden fácilmente, recomiendo ver antes el Albergue y Muñecas rusas (2005), sobre todo para entender la evolución de Xavier.

Un encuentro (2014). Sophie Marceau, a pesar de sus casi 50 años de edad, sigue espectacular. Una actriz que es garantía de calidad y que en esta ocasión participa en una cinta -como otras de los tours anteriores- con una fórmula muy-a-lo-Hollywood pero con un giro que le da una frescura que se agradece y la distingue de lo que abunda en cartelera. En resumen, una película que parece la típica historia de amantes adúlteros pero que nomás no lo es. Ah, y la edición y la cinematografía, un agasajo.

Chicos y Guillermo, ¡a comer! (2013). Honesta, divertida (muy divertida). En su debut cinematográfico, Guillaume Gallienne se avienta la dirección, el guión y la actuación principal de esta cinta semi-autobiográfica que aborda la búsqueda de la identidad desde la adolescencia, tocando de forma principal el tema de la homosexualidad, quedándose en el límite de la parodia, sin cruzarlo jamás. Además de interpretar al protagonista de nombre Guillaume, el realizador da vida a su madre, sin caer en exceso y proporcionando una buena dosis de risas.

Hasta aquí las recomendaciones cinéfilas de hoy. Nos escuchamos el martes a las 8 a.m. en Así lo dijo Duchamp.

Conductor de "Así lo dijo Duchamp", programa de Radio BUAP producido por Capilla del Arte, espacio cultural de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), el cual también coordina. Gestor y periodista cultural. Responsable de la columna La Eterna Incomprendida, sobre arte y cultura, publicada en el portal Lado B.

Be first to comment