La biorremediación, técnica amable con el medio ambiente

Compartir

centro de investigaciones en microbiología

Aislar y caracterizar microorganismos fijadores de nitrógeno, con capacidad para degradar hicrocarburos, una de las contribuciones del Laboratorio de Microbiología de Suelos, sostiene Teresita Jiménez, investigadora del ICUAP.

La biorremediación es una opción de biotecnología limpia y amable con el medio ambiente para la recuperación de suelos contaminados por hidrocarburos, sostuvo la maestra Teresita Jiménez Salgado, investigadora del Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiológicas del ICUAP, durante su participación en el programa de Radio BUAP, Ciencia a tiempo.

Sobre las bondades de usar dicha biotecnología, las diferentes técnicas que se utilizan para la restaurar suelos contaminados, además de referirse a los logros del Laboratorio de Microbiología de Suelos en torno a este tema, habló Jiménez Salgado en Ciencia a tiempo.

Entre las técnicas más usadas, precisó, se encuentran la bioaumentación y bioestimulación, landfarming, composteo, fitorremediación, rizorremadiación, así como el empleo de biorreactores, cuyo uso se determinará en función de factores como temperatura, humedad o la estación del año en la que se lleve a cabo.

Además, prosiguió, antes de elegir alguna de estas técnicas o determinar si pueden utilizarse de forma combinada, es necesario realizar una caracterización de los suelos, para definir elementos como tipo, textura y permeabilidad, a fin de que el proceso de limpieza y degradación de los contaminantes sea exitoso.

Oil spill Bioremediation clean up of oiled beach

“Para emprender cualquier técnica de limpieza a base de biorremediación es necesario hacer previamente una caracterización del suelo, por la diversidad de suelos, porque el tipo de suelo nos va a decir si el hidrocarburo de adhiere, filtra o se retiene en el suelo. De esta forma tendremos más capacidad de manipular el proceso, lograr que sea efectivo y conseguir que el contaminante se degrade”, enfatizó la investigadora.

Sobre las contribuciones del Laboratorio de Microbiología del Suelo del Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiológicas del ICUAP en torno a la restauración de suelos afectados por hidrocarburos, Jiménez Salgado resaltó que han logrado establecer un importante banco de microorganismos, algunos de ellos con capacidad para degradar derivados del petróleo y otros contaminantes.

Recordó que tras la intervención de su equipo en el derrame de crudo ocurrido en el municipio de Acatzingo en el año 2002, se dieron a la tarea de tomar muestras de la zona y aislar microorganismos, para ser investigados.

El resultado de esta tarea fue un interesante hallazgo: la obtención y caracterización de microorganismos que además de ser fijadores de nitrógeno, tienen la capacidad de degradar hidrocarburos.

“El hallazgo fue muy interesante porque encontramos que estos microorganismos, fijadores de nitrógeno, pueden además degradar hidrocarburos, lo cual hasta entonces no se sabía”, puntualizó.

Antes, Jiménez Salgado explicó que la biorremediación se basa en el uso de microorganismos tales como bacterias, hongos o algunas enzimas que utilizan a los contaminantes para llevar a cabo su proceso metabólico, logrando así la degradación de sustancias como los hidrocarburos, pesticidas o metales pesados.

Es conductora del programa Ciencia a tiempo, el cual pretende ser un espacio radiofónico accesible y ameno que informa a la sociedad sobre los proyectos científicos de la BUAP y otras instituciones de educación superior. Hace énfasis en la importancia de la ciencia y la tecnología en el desarrollo económico, político, social y medioambiental de Puebla y la región. Ciencia a tiempo se transmite los jueves a las 14:00 horas.

Be first to comment