El Arte de la Discusión

Compartir
Por Adriel Patrón*.
apocalipticosParece que en las naciones actuales no queda otra opción que integrarse, uno nace así, puesto, arrojado en el sistema y ocupando una función que no es elegida aunque muchas veces parezca que se fundamenta en el más amplio rellano de la libertad. No es cuestión del país, es el modo del Zeitgeist, es la Weltanschauung del mundo y su actualidad, que se ejecuta y se ejerce en cada uno de nosotros.
¿Cabe ser apocalíptico en un horizonte que es consumista hasta en sus más radicales detractores? ¿Caben un imperativo categórico, una noción axiológica de responsabilidad, ahí donde fácticamente lo más valioso está en el tener, antes que el ser? Recordemos que los apocalípticos lo son frente a los medios, pero el uso del medio ha terminado por enajenar al sujeto supliendo la difusión por la acción, en ningún sistema crítico en toda la historia de la humanidad se había logrado esa transmutación harto defectuosa.
Ahí donde Heidegger vaticinaba en la deécada de los 70 que sólo un Dios podía salvarnos, las religiones actuales, en sus prácticas feroces, le echan en cara que al Dios definitivamente le compete sólo la supervivencia de unos sobre los otros, un Dios que incluye entre sus rituales estrella al darwinismo social, más que asentarse en prácticas que adquieren su aquiescencia en el amor.
Valga pues este programa para rescatar el fundamental y chocante ideal de la filosofía: la discusión. Pues ahí donde las acciones fracasan, así como la palabra escrita del periodismo, la discusión siempre triunfará.
Nuestra intención, en este programa, es precisamente mostrar esa discusión, el hecho velado de la sociedad que conoce y reconoce el fundamento de todos sus problemas, pero que necesita de que le echen en cara el cómo y cuándo debe actuar. No somos ni integrados ni apocalípticos, somos lo que se requiere para que las cosas sucedan.
* Adriel Patrón es parte de Integrados & Apocalípticos, programa enfocado a la discusión sobre temas actuales y de interés principalmente universitario. Buscamos exponer, desde la academia, los problemas sociales a los que nos enfrentamos cotidianamente, con un toque ácido y entretenido.

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment